El circuito ATP tiende a reducir la velocidad de las pistas en 2018

Analizamos la velocidad de las pistas de los torneos de Masters 1000 en 2018 y descubrimos que la tendencia general ha sido reducirla respecto a años anteriores.

O2 Arena de Londres. Foto: ATP
O2 Arena de Londres. Foto: ATP

Cada año, la velocidad de las pistas es algo que genera mucho debate. En la década del 2000 se redujo considerablemente la velocidad, provocando que el tenis derivara a un estilo de juego donde predominaba los intercambios desde el fondo. El año pasado ya analizamos la velocidad de las pistas de Grand Slams y Masters 1000 y descubrimos que algunos torneos como Australia o Shanghái habían aumentado la velocidad pero tras la información descubierta en este 2018 se ha conocido que la tendencia ha sido bajarla de nuevo en prácticamente todos los torneos importantes.

Mientras en 2016 y 2017 se había movido todo hacia un aumento de la velocidad, en 2018 se ha producido una caída muy pronunciada que ha derivado en una tendencia global a una ralentización de las canchas. A continuación, pasamos a mostrar el CPI de cada cancha central de los torneos de Masters 1000 y su comparativa con 2017. El CPI se calcula así: CPI=100(1-μ)+150(0.81-e), donde μ es la fricción y e la restitución. En este CPI influye tanto el tipo de pelota con la que se juega el torneo como la pista en sí misma.



(De 20 a 30 es lenta; de 30 a 35 media-lenta; de 35 a 40 media; de 40 a 45 media-rápida y más de 45 rápida)

Seguimos sin tener ninguna pista del circuito con categoría de "rápida", sino que aquellas de más velocidad son las de Shanghái y Londres, que en 2017 superaron los 40 puntos en la categoría de "media-rápida". En 2018, Shanghái ha visto bajada su velocidad a pesar de que algún tenista haya afirmado que estaba más rápida que nunca. Lo cierto es que ha pasado de 44.1 en 2016 a 42.8 en 2017 y en este 2018 ya ha bajado de los 40 puntos. Conforme pasan los días y la pintura se va desgastando un poco siempre la sensación en este tipo de canchas es que la bola va a ir más rápida. Aun así, ninguna pista de Masters 1000 en 2018 supera los 40 puntos, lo que hace que la categoría "media" sea la mayor que se tiene en el circuito.

La tendencia global de todas las canchas centrales de Masters 1000, por tanto, ha sido bajar la velocidad de la pista. Sólo Indian Wells (↑0,5), Miami (↑0,1) y Madrid (↑0,7) han subido mientras que el resto ha bajado destacando especialmente el descenso de Roma, cayendo 3,1 puntos su CPI, entrando en la categoría de ultra lenta. El torneo italiano tuvo un CPI de 24 en 2016 por lo que baja 5,1 puntos en apenas dos años. Roma sustituye de esta forma a Madrid como pista central de Masters 1000 más lenta de todo el circuito.

Ni siquiera París y Londres, las que se presuponen las pistas más rápidas, superan los 40 puntos, que le harían entrar en la categoría de "media-rápida". Esta tendencia a la baja hace que el circuito ATP tienda en 2018 a la ralentización general, en grandes términos, promoviendo un tipo de tenis menos ofensivo o con más tendencia al intercambio de fondo.

En esta gráfica que hemos realizado se puede comprobar de manera más fácil la tendencia a la baja en la velocidad de las pistas de Masters 1000 existente desde el año 2016.

Nota: Para elaborar este artículo se ha recogido información de TennisTV y Tennis Abstract.

Artículo actualizado el 14/11/2018

LA APUESTA del día

Comentarios recientes