Masters 1000 Shanghái 2018: Análisis del cuadro

Juan Martín Del Potro vs. Roger Federer y Novak Djokovic vs. Alexander Zverev serás las hipotéticas semifinales. Solo tres españoles en el cuadro.

El sorteo del cuadro en directo: Fuente: Shanghai Rolex Masters
El sorteo del cuadro en directo: Fuente: Shanghai Rolex Masters

Llegamos a Shanghai, penúltimo Masters 1000 de la temporada, con la ausencia de tres top10 en su cuadro final. No veremos a Nadal, no veremos a Dimitrov y no veremos a Isner. Sin embargo, no podemos quejarnos del nivel de esta última parada en la gira asiática, con auténticos partidazos ya desde segunda ronda. Roger Federer defiende título y tendrá que defenderse también de hombres como Raonic, Del Potro o Kyrgios en su parte del cuadro. Por su parte, Novak Djokovic parece haber caído en una parte algo más tranquila tras el sorteo, pero mucho ojito con amenazas como Chung, Tsitsipas o Shapovalov.

Roger Federer vuelve a Shanghai, uno de los lugares más importantes para él a la hora de diseñar su calendario. El suizo sabe que bajo la cubierta asiática encuentra la velocidad y el tempo perfecto para sacar su mejor tenis, ese que tanto se le resistió en el pasado US Open. De nuevo tendrá que lidiar contra una larga estancia parado, aunque viene siendo algo habitual en los últimos años. Partidos complicados ya desde el inicio ante raquetas que pueden ponerle en serios problemas, ya sea Medvedev, Raonic o Nishikori. El hecho de ser defensor del título le pone, esto lo sabemos, pero lo que no sabemos es si volverá a rayar la perfección tal y como hizo en 2017 con una final apoteósica ante Nadal.

Obviamente, el otro gran atractivo de la parte alta del cuadro es Juan Martín Del Potro, el hipotético cruce en semifinales del suizo. Nadie quería ver al argentino cerca, pero a alguno le tenía que caer. Y ese fue Roger. El de Tandil abrirá fuego contra Leo Mayer o Richard Gasquet, jugadores curtidos aunque lejos del nivel que está ofreciendo actualmente el Nº4 mundial. Aquí será tercer cabeza de serie por la ausencia de Nadal, aunque eso no ha sido suficiente para traerle un cuadro amable. En segunda ronda, Kyrgios, Coric o Wawrinka se pelearán por una cita con el argentino. Y luego, antes del gran duelo ante Federer, posible pulso con Dominic Thiem. Nadie dijo que esto fuera fácil, de sobra conocemos cómo se las gastan en los Masters 1000.

Respecto a los españoles, no tendremos muchos en este cuadro de Shanghai debido a lesiones y bajas de última hora. Por la parte alta únicamente encontramos a Roberto Bautista, quien le tocará bailar con una de las más feas desde la primera canción: Andrey Rublev. En la parte baja, dos españoles que todavía desconocen el estilo de baile que les espera en primera instancia: Pablo Carreño y Albert Ramos. Ambos arrancarán en primera ronda ante un tenista de la fase previa.

Centrándonos ya en esa parte baja del cuadro, Novak Djokovic aparece como el gran candidato para llegar a la final e incluso levantar la copa. Tras ganar en Nueva York y descansar en Beijing, el serbio llega bien de confianza y perfecto en lo físico, lejos quedan aquellos años donde el rodaje era innegociable. Su camino parece algo más ligero, pero cuidado que engaña. En tercera ronda un duelo con Chung podría ponernos a todos en pie como ya hicieran en Australia, ese sería el punto de inflexión. A partir de ahí, Tsitsipas o Anderson le buscarían las cosquillas en cuartos de final, mientras que Zverev, Cilic o Shapovalov lo intentarían más tarde en semifinales. Todo eso para impedir que se reuniese con Federer en el último domingo de competición.

Aquí nos encontramos con un cuadro muy abierto repleto de incógnitas por resolver. Como por ejemplo, qué cara veremos esta vez de Marin Cilic y Alexander Zverev, los dos hombres que por ranking deberían luchar contra el balcánico en esta parte del cuadro. Interesante también ver el papel que juegan raquetas como Khachanov, siempre dispuesto a dar una sorpresa; Monfils, siempre imposible de leer en cuanto a expectativa; o Carreño, que llega de una lesión y parece que nadie cuenta con él. Muchos frentes abiertos y un palmarés que dice que aquí solamente un hombre ajeno al Big4 fue capaz de sentarse en el trono. Fue Nikolay Davydenko y fue en la primera edición. ¿Veremos cambiar la dirección de esta corriente?

Posibles cuartos de final: Federer-Nishikori, Del Potro-Thiem, Cilic-Zverev y Anderson-Djokovic.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes