Jaziri y un golpe para quitarse el sombrero

Malek Jaziri es uno de esos jugadores de talento escondido y victorias poco acordes a su talento para crear tiros y dirigir la pelota con elegancia. En su encuentro ante Zverev en Beijing, no siendo el tunecino un jugador proclive a la frivolidad, se marcó un recurso extraordinario para finalizar un punto fantástico, que levantó los aplausos del público y un choque de manos que le ofreció el alemán, reconociendo su fantástica ocurrencia técnica. Un punto que no hay que perderse.


Comentarios recientes