La acción de Verdasco con el recogepelotas puede tener consecuencias en el circuito

Los Grand Slams se reunirán a final de este año para estudiar si implementan una norma a partir de 2019 en la que los tenistas tendrán que ir por sus propias toallas.

Verdasco y el recogepelotas. Foto: TennisTV
Verdasco y el recogepelotas. Foto: TennisTV

Lo ocurrido el pasado fin de semana en Shenzhen, cuando Fernando Verdasco abroncó a un niño recogepelotas en público al considerar que no le había entregado la toalla todo lo rápido que él quería ha generado una ola de comentarios tanto en diferentes medios como en redes sociales, avivando el debate de si estos niños deben o no prestar ese servicio ya que no lo consideran ético ya que los tenistas empapan estas toallas de sudor y otros fluidos como saliva o mocos y los recogepelotas deben tocarlas con sus propias manos. Los organizadores de los Grand Slams van a reunirse y plantear la posibilidad de que esto no vuelva a ocurrir nunca más.

No han sido pocos los que han criticado a Verdasco por su actitud con el pequeño niño chino. El madrileño pagó su frustración con el pequeño, riñéndole delante de todas las cámaras y aunque se ha generado mucho revuelo, por el momento él guarda silencio y tampoco se ha manifestado en redes sociales para disculparse por lo ocurrido. La madre de Andy Murray, Judy, publicó el vídeo en su cuenta de Twitter y mostró su enfado al ver lo ocurrido. "¿Por qué no instalan una norma con la que los jugadores agarren ellos mismos sus toallas y dejen a los recogepelotas recoger solo pelotas?", preguntaba ella.

Cada final de temporada, representantes de los cuatro Grand Slams se reúnen para discutir futuros cambios en las reglas de sus torneos. El año pasado, por ejemplo, acordaron introducir el reloj en pista y reducir el tiempo de calentamiento, entre otros aspectos. En la agenda para la reunión de este año han introducido el tema de los recogepelotas y es que al ver lo que hizo Verdasco con aquél niño, van a estudiar poner una especie de perchero en la valla del fondo para que sea el propio tenista quien agarre y suelte su toalla, por lo que el papel del recogepelotas se limitará a recoger y entregar pelotas.

La ATP ya ha dado pasos en el cambio de esta práctica y en la próxima Next Gen Finals de Milán van a poner un perchero para que los tenistas agarren ellos mismos sus toallas. La ITF, por su parte, está enseñando a los pequeños a que no hagan uso de este gesto y que sean ellos mismos los que vayan a por la toalla. Con esto estudiarán las veces que los tenistas hacen uso de la toalla y es que también piensan que se exceden en esta práctica para ganar tiempo y tener ventaja sobre el rival.

El The Times, medio que originalmente publica esta noticia, detalla que hay ciertos jugadores que han profesado su preocupación si esta norma se instala ya que si tienen que ir por la toalla y con el reloj de 25 segundos en pista, pueden no estar listos para jugar el punto dentro del tiempo. "Quieren que vayamos más rápido entre puntos y ahora quieren que corramos al final de la pista por nuestra toalla. No tiene sentido", ha dicho Nadal. Con el paso de los meses, veremos cómo va la práctica en Milán y qué deciden finalmente los organizadores de los Grand Slams al respecto.

Comentarios recientes