Badosa conquista Valencia

Derrota en tres mangas a Aliona Bolsova y se erige como la primera campeona española del torneo. Mañana se quedará a un paso de asaltar el top150.

Paula Badosa, primera campeona española del BBVA Open Ciudad de Valencia.
Paula Badosa, primera campeona española del BBVA Open Ciudad de Valencia.

La moneda al aire en BBVA Open Ciudad de Valencia cayó del lado de Paula Badosa con la consecución del título más importante de su carrera. La española se llevó el duelo fratricida ante su compañero, hoy rival, Aliona Bolsova (6-1, 4-6, 6-2) y zanjar así una semana pletórica donde salió viva de cinco duelos donde siempre resultó ser más fuerte en el set definitivo. Un Badosa diferente, una jugadora que de la mano de Xavi Budó amenaza con pegar un salto de calidad y mentalidad tan bestia que, quizá en menos tiempo del que pensamos, la podemos ubicar en la zona noble de la tabla.

El partido ya era de por sí una fiesta solamente con ver sus banderas. Dos españoles enfrentándose por levantar el segundo título más importante del circuito a nivel nacional. “Gane quien gane, estaremos contentos”, se escuchaba entre las gradas del Club de Tenis Valencia, aunque seguro que a las jugadoras no les daba tan igual. Dos compañeras de generación (ambas de 1997) enfrentadas por una recompensa ilusionante a la que nunca habían aspirado. Era la primera final para ambas en un ITF de $60.000 que, además de ser en casa, está dirigido por Anabel Medina, la mujer a la que tendrán que convencer a corto plazo para que cuenten con ellas en la Copa Federación. Hablando en plata, hoy estaba en juego algo más que una victoria.

La presión, cómo no, haría acto de presencia desde la primera bola, aunque éste fue un factor que afectó mucho más a Bolsova. Con un agujero en los puntos ganados con primer servicio (42%), la jugadora nacida en Chisináu no encontró en ningún la fórmula para girar la dinámica en su contra. Un 6-1 que se fraguó en apenas 32 minutos y que descolocó a todos los allí presentes. Visto lo visto en rondas anteriores, con rondas donde el drama y la épica fueron constantes, lo último que se esperaba este domingo era una final cómoda o por la vía rápida. Se cerró el primer parcial con una sonrisa de Paula y una mosca detrás de la oreja. “No puede ser tan fácil”, pensaría la oriunda de Nueva York. Por su parte, Aliona se escapó rápidamente al servicio en busca de un poco de agua que le hiciera entrar en el partido.

Y lo hizo, o al menos igualó la contienda. No fue un set que subiese mucho en nivel, pero sí que estuvo más ajustado en el apartado de errores. Ambas sufrieron mucho a la hora de jugar con el segundo saque, aunque las cinco faltas de Badosa terminaron por castigarla con un break que resultó definitivo. Pero ella siguió remando con fe, hasta obligar a Bolsova a cerrar la manga, cosa que hizo con maestría y sin que le temblara el pulso. Un set iguales, nos íbamos al tercero. Poco a poco, el partido que todo el mundo pronosticaba se iba cumpliendo también en la práctica.

Muchos pensaron en ver cambiar el guión en aquel instante a favor de Bolsova, pero si algo ha demostrado Badosa esta semana es que la cabeza la tiene más ordenada que nunca. No se vino abajo, no se arrugó, todo lo contrario. Saltó a la arcilla con un único objetivo: dar el máximo en el set definitivo. Y claro, cuando no piensas en el marcador y además tienes las armas, lo normal es que la victoria caiga de tu lado. Un 3-0 de salida dejó muy tocada a Aliona, tanto que allí se quedarían sus opciones al trono. Valencia disfrutó del triunfo más importante de la carrera de Paula Badosa con un Xavi Budó radiante desde la grada. Es su primer torneo juntos y la copa ya descansa en sus manos. Prepárense porque en 2019 nos vamos a divertir.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes