Anabel Medina: “Queremos darle al valenciano el mejor torneo posible, es lo que se merece”

La directora del BBVA Open Ciudad de Valencia habla con Punto de Break antes de la final. “Que gane una española es una gran noticia para el torneo”.

Anabel Medina, directora del BBVA Open Ciudad de Valencia. Fuente: Fernando Murciego
Anabel Medina, directora del BBVA Open Ciudad de Valencia. Fuente: Fernando Murciego

Apenas unas horas para que la tercera edición del BBVA Open Ciudad de Valencia cierre el telón y una mujer pueda descansar de alegría tras diez días frenéticos. Anabel Medina (Torrent, 1982) puede estar radiante y satisfecha con el trabajo que, un año más, se ha llevado a cabo en el Carrer de Cavanilles, lugar donde encontramos el Club de Tenis Valencia. En una temporada muy especial donde la española anunció su retirada definitiva de las pistas, nada mejor que una final entre dos tenistas locales para colocar al certamen en el mejor momento desde su creación. Un proyecto que crece cada año debido a semillas de pasión, ilusión y muchísima dedicación. Un evolución constante que busca dotar a la ciudad del mejor evento posible.

De un lado para otro, la xiqueta de Torrent no para un segundo quieta. Se recorre el Club desde primera hora de la mañana para comprobar que todo funcione y cada pieza esté en orden. No sabemos si tendrá despacho, pero pisarlo, lo pisa poco. Cuando no está haciendo una entrevista, está gestionando una actividad, o siguiendo a las jugadoras de cerca. Parar no entra en sus planes, hasta que Punto de Break aprovecha un despiste para robarle unos minutos.

Tercera edición del torneo, ¿la mejor?

Para eso trabajamos, buscamos evolucionar año a año tomando notas de otros torneos y esta edición sin duda es la mejor. Hemos subido la categoría y eso es un paso importante.

Cada año dais un paso más, ¿cuál es el siguiente?

El objetivo que tengo desde el principio es el de hacer un WTA de 125K, pero también soy consciente de lo difícil que es. Esto es una carrera de fondo, no podemos correr mucho para luego igual tener que dar un paso hacia atrás. Es un objetivo a largo plazo que ojalá pueda cumplir, hay que ir subiendo la categoría poco a poco pero con una base muy sostenible.

¿Qué se necesita para subir un torneo de categoría?

En el caso de los torneos es un tema única y exclusivamente de presupuestos, el cual va derivado a los sponsors y la implicación que tengan. Los sponsors son una parte fundamental, son los que hacen que todo esto se sostenga. En este caso, el Club de Tenis Valencia pone la infraestructura y hace que todo sea posible gracias al personal que hace que todo salga bien. Somos cerca de 300 personas, no creo que haya nada parecido en un torneo de estas características.

Vamos, que si en 2019 queréis dar otro paso, se pone el dinero y a volar.

Bueno, no es tan fácil (risas). Según vas subiendo de categoría van subiendo también las exigencias. En un $25.000 las reglas son diferentes a un $60.000. Por ejemplo, en un $25.000 no teníamos la obligación de poner líneas ni recogepelotas; ahora ya las tenemos.

¿Habría problemas para encontrar fecha en el calendario?

El caso de la WTA funciona igual que en ATP, ellos tienen su calendario y hay que respetarlo. Si quiero hacer un 125K tendría que hablar con ellos, que tengamos una semana libre, que nos cuadre a nosotros… no es sencillo. Pero ya te digo, es una idea a largo plazo, no tiene que ser inmediato. Cuando veamos que realmente estamos preparados para dar ese salto, iniciaremos las conversaciones con la WTA.

Para reunir el elenco de jugadoras, ¿te encargas tú personalmente de llamarlas?

Hombre, no es que las llame (risas), pero sí que les comento las condiciones del torneo. Las animo a que vengan, aunque ya de por sí se palpa una corriente muy positiva sobre este torneo en el circuito, las chicas saben que aquí se están haciendo muy bien las cosas, por eso cada año vienen jugadoras nuevas que antes no habían venido. El boca a boca es clave.

¿Alguna que se te haya resistido?

Me dio mucha pena que no pudiese venir Alexandra Dulgheru, pero se lesionó de la rodilla. Es una jugadora que ahora está #150 pero en su momento estuvo dentro de las 30 mejores. Lo de Silvia Soler también ha sido una lástima, estaba aquí para jugar y a última hora cayó lesionada y no ha podido participar.

Este año, por fin, veremos ganar a una española

Hemos tenido dos años con un cuadro muy duro. Se suele decir que los $25.000 son fáciles, pero son muy complicados, todas juegan muy bien. En mi caso soy la directora y mantengo una distancia, pero estoy encantada con que este domingo podamos por fin ver ganando a una española. Será algo muy bonito y bueno para el torneo.

Mirando tu palmarés llama la atención que nunca ganaras un título en España, ni en individual ni en dobles.

¡Es que no había muchos! Al menos cuando yo jugaba (risas). Mi primer ITF de $10.000 lo gané en Pontevedra, pero a nivel de WTA nunca. El Mutua Madrid Open hubiera estado bien ganarlo y Mallorca en pista de hierba… difícil. Ganar en casa es bonito, me alegro que ahora ellas tengan la oportunidad de hacerlo aquí.

Pero luego llegaba Palermo y cinco títulos allí.

Totalmente. Palermo siempre fue un torneo que se me dio bien, me encantaba, era muy “español”. El ambiente era muy animado, se jugaba de noche, hacía calor como aquí…

Hace un mes que anunciaste tu retirada, ¿en qué momento lo decidiste?

Cuando me lesioné del hombro. Yo tenía pensado un final distinto, jugando varios torneos, sin parar, pero esa lesión me trastocó todo. Luego me surgió la colaboración con Ostapenko y todo se complicó un poco más. Cuando vi que el tema del hombro era más serio de lo que creía me di cuenta que el final había llegado. Ya he dado todo lo que tenía que dar como jugadora, ahora estoy implicada en otras cosas que también me gustan. Creo que puedo aportar muchas cosas como directora, capitana de Copa Federación o como entrenadora.

¿Qué significa retirarse para un tenista? Es casi como enterrar una vida.

La gente me suele decir que llevaba 20 años como profesional, pero yo llevo jugando al tenis desde los 7… y tengo 36. Mi carrera profesional ocupa casi lo mismo que la vida que tengo. No es sencillo dejarlo, pero hay que adaptarse. Te cambia el rol, noto que me he quitado un montón de presión de encima, sensaciones que cuando jugaba me generaban estrés, ahora ya no. Estoy relajada, es verdad que pierdes la competición, pero empiezas otra vida.

Siempre puedes hacer como Hewitt, ‘retirarte’ y seguir jugando.

No, yo no (risas). Ya me pasó con el individual, cuando lo dejé sentía que era una etapa que se había acabado, esa energía para el singles se había acabado. De hecho, no hubo ni una sola vez que me arrepintiese de haberlo dejado. En el dobles he tenido la misma sensación. Además tengo mal las rodillas, el hombro, la espalda… no tenía otra opción.

Hablemos de la FedCup. ¿Cuán de difícil es hacer una convocatoria?

No es sencillo, hay que hablar con ellas para ver qué sensaciones tienen y conocer su predisposición y su disponibilidad. Lo importante es que ellas se sientan apoyadas durante todo el año, que sientan ese cariño durante toda la temporada. Ese es mi trabajo y no solo porque sea capitana, sino porque tengo una cercanía con ellas que no me resulta forzado tratarlas a diario. Lo más duro es decirle a una jugadora que no va a venir.

¿Y cómo se convence a una jugadora para que juegue?

Las intento concienciar sobre el valor de la Copa Federación, es una competición realmente importante, representar a España es muy bonito, defender los colores de un país es algo que muy poca gente tiene al alcance. Formar parte de algo así es increíble, de verdad.

¿Te ves algún día volviendo a entrenar?

Sí, ¿por qué no? Ahora estoy muy centrada con el tema de la capitanía, pero sé que no va a ser infinito, algún día terminará. Hay que ver cuánto dura esta etapa, si dura mucho igual llega el momento en el que quiero descansar, pero la sensación que tengo ahora es que sí quiero volver a entrenar.

Te lo digo porque Georgina, la quinta mejor raqueta del país, está sin entrenador. ¿Cómo la ves?

Georgina es una jugadora que la hemos tenido dos veces este año en la Copa Federación, tiene un arma con el saque que es de las mejores del mundo. Ojalá pueda encontrar un entrenador con el que esté a gusto, para ella es muy importante encontrar esa figura, sobre todo para que la apoye en los momentos difíciles y le ayude a ir hacia delante. Ahora mismo ir sola no es lo más recomendable.

Tú serías buena.

(Risas) A día de hoy no puedo, lo siento.

Hace unas semanas se estrenaba el ‘Gato’ Gaudio como capitán de Copa Davis y confesó que había sufrido más ese día que en toda su carrera como jugador.

Justo esta pregunta me la hicieron el otro día. No sé si es que yo sufría mucho jugando… pero vamos, lo pasaba mucho peor en la pista. En el banquillo lo paso mal, por supuesto, tienes una responsabilidad y el peso del país sobre tus hombros, pero jugando pasaba muchos nervios. No se puede comparar.

Igual como entrenadora se sufre más impotencia que nervios.

Esa es la sensación que yo tengo. Pasas nervios porque quieres que le vaya fenomenal, que el trabajo que habéis preparado salga, que obtenga el resultado deseado… pero no depende de ti. Es el jugador quien tiene las armas para hacerlo, yo estoy fuera, no puedo entrar a la pista y hacerlo.

Por último, un debate interno que me reconcome. Barcelona tiene su torneo consolidado. Madrid tiene su torneo consolidado. A estas alturas, ¿por qué Valencia no tiene algo así?

Pues es una buena pregunta. Nosotros ahora mismo estamos intentando justo eso. Estuve en el ATP de Valencia mucho tiempo, no lo viví como éste, pero realmente me he dado cuenta que al valenciano le gusta mucho el tenis. Ha respondido muy bien a un torneo que, aunque a día de hoy no se puede comparar al de ATP, nos invita a querer hacer algo de ese mismo nivel. La progresión que queremos va en esa dirección, darle al valenciano el mejor torneo posible porque es lo que merece.

Rafa Nadal nunca vino a Valencia, muchos achacan a eso la desaparición del torneo. ¿Tanto dependen los torneos de su jugador estrella?

Pero esto ocurre en todos los lugares. Cada aficionado tiene su favorito y, obviamente, si te gusta ese jugador y además está jugando en tu ciudad, doble razón para que vayas. Por eso nosotros trabajamos más allá. No solo nos dedicamos a hacer un torneo de tenis, también llevamos a cabo jornadas formativas, darle visibilidad al tenis en silla de ruedas, el tenis para ciegos, tenemos una zona comercial para niños, etc. Es un torneo de tenis y al mismo tiempo un evento social, para que el valenciano no solo venga a ver tenis. Que venga a una especia de fiesta del tenis.

Comentarios recientes