Georgina: “Me estresa mucho no tener entrenador”

Ya como principal candidata a ganar el BBVA Open Ciudad de Valencia, la catalana hace balance del año y de los factores que todavía quedan por pulir.

Georgina García, candidata al título. Fuente: BBVA Open Ciudad de Valencia
Georgina García, candidata al título. Fuente: BBVA Open Ciudad de Valencia

Cuando a Georgina García (Barcelona, 1992) le preguntas por la temporada 2018, ni ella misma sabe qué contestar. Ha sido una temporada con cosas buenas, con otras no tan buenas y otras que llevan ya tiempo por gestionar. La cuarta mejor raqueta española del ranking está a punto de completar su calendario más importante como profesional… y lo ha hecho sin entrenador. ¿Cómo es posible? Ella misma nos lo cuenta aprovechando su participación en el BBVA Open Ciudad de Valencia, una de sus últimas paradas del curso.

Aparte de Valencia, ¿qué te queda por jugar esta temporada?

En principio jugaré Linz, luego Moscú si me dejan hacer el visado, y por último Limoges, que es un 125K. Depende de los resultados que vaya haciendo, pero mi objetivo es jugar, como máximo, tres torneos más.

¿Qué balance haces de este 2018?

He jugado muy poco, creo que han sido solo 14 torneos, pero lo poquito que he jugado me ha ido bastante bien. El balance es positivo, claro. He disputado por primera vez la FedCup, he pasado Qualy de Grand Slam, he ganado mi primer partido WTA individual, he ganado un título WTA en dobles, he ganado mi primer $60.000… he hecho muchas cosas que no hice el año anterior.

Empezaste muy fuerte el año, pero luego…

Empecé muy bien pero luego me atrapé en algunas primeras rondas. Creo que no escogí bien el calendario, si pudiera cambiar algo, sería eso. Por ejemplo, Bogotá, ahí no vuelvo. Igual que Rabat, esa semana la hubiese preferido descansar para preparar mejor la semana de Madrid. El año que viene lo pienso cambiar, irme a Madrid unos días antes y adaptarme mejor a la altura.

O sea, que te quitarías todavía más torneos.

Mejor jugar pocos torneos pero que sean de calidad. Yo no puedo tirarme 30 semanas al año jugando.

¿Por qué?

Por el físico seguro, siempre estoy lesionada o me pasa algo. La verdad es que he tenido un año complicado. Empecé con el accidente de coche, aunque “me salió bien” porque gané el primer torneo del año, pero luego arrastré problemas en la espalda y en el cuello. Después me salió lo de la hernia cuando estaba en mi mejor momento. Ahora tengo un dolor en la cadera que tenemos que mirarlo bien, igual me tienen que limar un poquito.

Lo que es indiscutible es que Roland Garros fue el mejor momento del año.

Sí, eso seguro. Además es que llegué a París pensando que me iba a ir fatal, estaba en crisis de resultados, pero me fue bien.

Muchos altibajos, pero ahí estás, dentro de las 130 primeras del mundo.

Estoy 129º, pero voy a subir después de esta semana. Me siento como que estoy ahí sin saber cómo (risas). He competido mucho menos que la mayoría de las jugadoras, he tenido muchos torneos malos… y aún así estoy a un pasito de conseguir lo que quiero.

¿Qué quieres?

Este año me gustaría acabar top100. Como mínimo, hacer main draw de Australia, todavía me quedan unos puntos para lograrlo.

¿Qué crees que te falta para pegar ese último salto?

Me gustaría tener un equipo profesional. Un entrenador, un sparring, un preparador físico, un fisioterapeuta, una profesora de pilates…

Para, para, para. ¿Una profesora de pilates?

En serio, una profesora de pilates para cuando estoy en casa y trabajar a diario el core y la zona lumbopélvica. Soy una jugadora muy alta que sufre de muchos dolores, por eso necesito cuidarlo todo al detalle.

La altura te da y te quita. ¿Preferirías ser más pequeña?

¡No! No lo cambio por nada (risas).

Explícame por qué la cuarta mejor jugadora de España no tiene entrenador.

Es complicado encontrar a alguien que sea bueno, profesional, con el que tengas feeling, porque esa persona puede saber mucho pero si luego no te entiendes… es imposible. Yo soy una persona muy emocional, necesito a alguien que sea profesional, que tenga carácter, que sea serio pero que también tenga buen rollo y pueda reírme con él, o con ella. Necesito el pack entero, no voy a estar con alguien que me dé menos.

¿Cuánto llevas sin entrenador?

Todo el año.

¿Con quién viajas?

Con mi mejor amigo.

Es raro… ¿te consideras una jugadora difícil de entrenar?

No. Soy peculiar, el problema es que a mí me cuesta mucho confiar en alguien. Si veo que tiene un poco de dudas… no puedo. Este año, por ejemplo, no hice pretemporada, estuve varios días quedando con Claudia Hoste para entrenar, pero nada más. Por eso me gustaría acabar lo antes posible el año y empezar ya a preparar el 2019.

Pero sin entrenador…

Sí... si te digo la verdad es un tema que me estresa, pero tampoco quiero irme a una Academia y que me tengan como una más. No estoy en ese momento de mi vida.

Luego, por si faltaba algo, has tenido una odisea con tus redes sociales.

De locos. Me hackearon el Twitter, luego el Spotify y ahora el Instagram. Me escribieron dos números de teléfono diciéndome que querían $150 en bitcoins. Luego me hackearon también el email…

¿Les pagaste?

¡¿Qué voy a pagar?! Por unas redes sociales yo no pago. Además, si pagas luego te la vuelven a hacer, porque saben que pagas. Hablé con los de WTA y ahora me han recuperado la cuenta, solo que sin fotos, pero al menos vuelvo a tener mi cuenta.

Una distracción más.

Hombre, sí que estuve un poco nerviosa (risas). ¿Piensan hacer algo los de Instagram? ¡Qué tengo el tick azul! Sé que a Berdych también le hackearon la cuenta, pero estoy segura que la recuperó antes que yo. Por lo que se ve, hackearon a varios tenistas…

Hablemos de la FedCup. ¿Qué tal la experiencia?

Me gustó mucho, siempre me ha gustado mucho jugar equipos, y hacerlo para un país no tiene precio.

¿Podemos estar ante una de esas jugadoras que deja lo que sea por jugar la FedCup? ¿Una de las fieles a la competición?

¿Si lo dejaría todo por la FedCup? A ver, imagínate que estoy en una situación en la que necesito puntos para el ranking… depende. Si Anabel me lo pidiera, como tengo muy buen rollo con ella, entonces creo que iría. Pero por ella.

Hay jugadoras que, sin tener ninguna necesidad o urgencia, deciden no ir.

No sé, yo creo que siempre habría que ir. Si te necesitan hay que ir, aunque siempre es valorable estudiar la situación que te he dicho, si una necesita o no puntos para tu carrera. En mi caso, funciono siempre por feelings y si Anabel me pide que vaya, tendría que necesitar demasiado jugar un torneo para no ir a la FedCup.

Igual Anabel puede ayudarte con el tema del entrenador…

Lo estuvimos hablando y me recomendó un entrenador, pero no podía estar a tiempo completo conmigo porque ya estaba ayudando a otra jugadora. Quiero alguien que esté a full conmigo, Anabel sería perfecta pero no puede ser.

Vamos cerrando. ¿Qué necesitas para llegar al main draw de Australia?

Con estar 105º o 110º igual ya me valdría.

¿Puede ser 2019 la temporada del Huracán?

Si consigo este año cumplir mis objetivos, el año que viene jugaré más relajada. Podré jugar por fin los torneos que me gustaría y no estaré aquí en medio de la nada. Al superar una barrera más, jugaría mucho mejor, seguro.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter