"Ha sido exagerado, un nivelazo que nos ha dejado noqueados”

Sergi Bruguera y Feliciano López comentaron la derrota de España en Lille a manos de Francia. “Estoy muy orgulloso de mis jugadores”, declaró el capitán.

El equipo español, eliminado en la Copa Davis. Fuente: Wilson
El equipo español, eliminado en la Copa Davis. Fuente: Wilson

La crónica de una muerte anunciada terminó sin sorpresas bajo la bóveda de Lille. Francia, muy superior desde el primer día de competición, se ahorró un día de combates dejando la guerra ya cerrada esta sábado. Mahut y Benneteau, pletóricos en el dobles, superaron a Marcel Granollers y Feliciano López en sets corridos y sin darles opciones. El capitán Sergi Bruguera y el resto del equipo español salieron a rueda de prensa a explicar sus emociones amargas ante la eliminación en estas semifinales de Copa Davis.

"Intentaré verlo repetido porque las cosas con calma se ven mejor, pero yo me he sentido muy impotente en la pista. Ha sido un espectáculo como han jugado los dos, desde la primera bola del partido”, confesó el toledano tras la derrota. “Impotentes y ridículos, no veíamos dónde tirar la bola ni cómo ganar un punto cuando sacábamos nosotros. Jugamos con grandes jugadores y con un nivel de gran inspiración. Benneteau, quizás porque era el último partido de su vida, ha jugado con una gran inspiración y a un nivel brutal. Ha sido exagerado, de un ‘nivelazo’ que nos ha dejado noqueados", añadió Feli.

Un Feliciano que anda cerca de los 37 años y que puede que haya jugado este fin de semana su última serie de Copa Davis. "Obviamente me gustaría jugar, nunca sabes cuándo será la última. Me gustaría jugar alguna más y no quedarme con este recuerdo, sobre todo hoy, que han sido muy superiores a nosotros. El año que viene seguramente será mi ultimo año, dependerá de si el capitán me da la oportunidad. Pero ahora no estoy pensando que sea la última”, subrayó.

Menos mal que en su cabeza todavía suenan los recuerdos de toda una vida dejándose la piel por los colores de su país. Tantos que es imposible quedarse solo con uno. "Un montón. Todas las finales en las que he podido jugar han sido espectaculares. La más emotiva, la de Argentina, también la de Barcelona y la de Sevilla. Ha habido momentos especiales como lo de Valencia, con Ferrer, porque David ha sido alguien muy especial en mi carrera, y me alegré por él. Hemos llegado hasta aquí y los franceses han sido superiores, y ahora, a ver si puedo jugar el año que viene, y luchar con el nuevo formato”, señaló el español.

Sergi Bruguera, capitán del equipo, también ofreció sus impresiones sobre lo acontecido en Lille. “Estoy muy orgulloso de mis jugadores porque estuvieron luchando en el segundo set por cada punto y al final el partido fue extraordinario. Julien y Nicolas jugaron un gran tenis, no nos dieron ni un solo punto gratis. Solo puedo decir felicidades a Francia, nosotros hemos hecho lo que hemos podido”, manifestó el catalán.

Un final triste y demasiado rápido para su primer año al frente de la nave. Eso sí, hay que admitir que hubo momentos y detalles que bien pudieron cambiar el devenir de la serie. Aunque tampoco venderemos la carta de que España estuvo cerca del triunfo, ya que sería engañarnos. “Hubo pequeños detalles como el globo de Marcel cerca de la línea (en el desempate) que podría haber cambiado algo. Si hubiéramos llegado al cuarto set, no sé lo que hubiera pasado. Ha sido una eliminatoria estratosférica. Nosotros lo intentamos todo, ellos han sido superiores, pero también hemos jugado muy bien”, concluyó.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes