Lucas Pouille destaca el espíritu de equipo del conjunto francés

Era un partido clave y Lucas Pouille lo sabía. El francés derrotó a Roberto Bautista para poner el 2-0 y dejar la semifinal de Copa Davis casi sentenciada. "Me gustó, el ambiente era genial, simplemente genial. Es una competición que me encanta y estar en un grupo me supera. Jugar delante de 16.000 personas no es lo mismo que hacerlo delante de 100. Hemos logrado crear algo. Pasamos tiempo juntos y eso muy importante", afirmó el galo.

Sin embargo, también tuvo sus momentos de duda, sobre todo con el capitán, Yannick Noah. "Hubo momentos en los que era un poco más complicado, yo estaba frío en el banquillo, no hablaba, así que él no sabía realmente qué decir. Nos las arreglamos para comunicarnos, para estar juntos durante todo el partido. Me alegra que hayamos pasado esos momentos y de esa manera en la cancha hoy, era esencial si quería ganar", señaló en declaraciones recogidas por EFE.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes