A ritmo de Serena

Por novena vez en su carrera deportiva, Serena Williams accedió a la final del US Open al conseguir derrotar a Anastasija Sevastova.

Serena se clasifica a la final del US Open. Foto: Zimbio
Serena se clasifica a la final del US Open. Foto: Zimbio

Serena Williams buscará este próximo sábado coronarse por séptima vez en el US Open ya que con un 6-3, 6-0 en hora y seis minutos de juego, eliminó a Anastasija Sevastova para presentarse en su segunda final de Grand Slam durante este 2018.

La situación no comenzó de la mejor manera para la hermana menor de las Williams teniendo que jugar con el techo echado a causa de la meteorología. Arrancó bastante parada de piernas ante una rival que había acudido muy moitivada a pista. Logró abrir el cajón de los quiebres, encontrando bolas pesadas desde el fondo y también golpes ganadores. Se situó 0-2 pero a partir del cuarto juego después de que Serena, levantara otro complicado juego con su servicio, todo cambió.

Fue un turno luchado pero a partir de entonces, la cabeza de serie No.17, comenzó a dominar con sus grandiosos golpes, sabiendo poner la bola en el sitio adecuado para obtener el punto ganador y con su servicio, se había consolidado. Cosechó cinco juegos de manera consecutiva para marcharse al 2-5. La letona no dejó que con su primer golpe pudiera terminarse el parcial pero tras sacarlo adelante, la estadounidense caminando contundente ante la atenta mirada de los espectadores, no encontró problemas para situarse por delante en el marcador en apenas 40 minutos.

La segunda manga comenzó muy bien para sus intereses, encontrándose con un 0-40. Aun así, hubo más lucha ya que Anastasija, guiada por su primer servicio puso la igualdad para después gozar de ventaja. Sin embargo, Serena buscando la media cancha fue la mujer que abrió diferencias en este asalto.

La diferencia iba en aumento, el juego de la campeona de 23 Grand Slam era muy considerable y no estaba dando ningún respiro a Sevastova. Sus agresivos golpes pusieron en pie a los espectadores cabalgando de manera muy rápida y no se presenciaba que en ningún momento este ciclón iba a abstenerse. Sirvió para cerrar y a la segunda bola que dispuso logró su pase a la lucha por el campeonato.

Comentarios recientes