Madison Keys desarma la consistencia de Carla Suárez

La jugadora estadounidense Madison Keys consiguió vencer a la española Carla Suárez en los cuartos de final del US Open 2018.

Madison Keys. Foto: Getty Images
Madison Keys. Foto: Getty Images

Creo que no hay ningún tipo de dudas. Reúne todas las condiciones necesarias para ser una referencia del tenis mundial a corto y medio plazo. La estadounidense Madison Keys parece tener como principal arma ser ella misma, al ostentar la capacidad de golpear a la pelota mucho más fuerte que gran parte de las jugadoras del circuito y encontrar golpes ganadores con relativa facilidad. Tiene margen de mejora en lo que a regularidad y consistencia física y mental se refiere, pero la estadounidense aspira a cotas de éxito realmente elevadas. Si consigue solucionar su fragilidad mental en las finales, podríamos estar ante una de las jugadoras a tener en cuenta en torneos de este tipo.

Tras el mal trago sufrido a comienzos de año con sus molestias físicas, la de Boca Ratón quiere resarcirse en Flushing Meadows donde ya está nuevamente en semifinales. Hoy consiguió una gran victoria ante una jugadora del nivel de Carla Suárez Navarro (6-4 y 6-3), que avalan sus posibilidades de brillar en el evento neoyorkino y seguir progresando en su corta trayectoria profesional.

Ambas jugadoras han desplegado un gran nivel de tenis a lo largo del torneo y se esperaba un partido lleno de intensidad y de grandes puntos, pero el calor y el ambiente de la pista le jugaron una mala pasada a la grancanaria. Este duelo directo se antojaba clave en las opciones de ambas, y fue Madison Keys la que se llevó el gato al agua. Lo hizo gracias a un nivel de juego estelar y una gran concentración durante todo el encuentro.

La estadounidense no se arredró ante la solidez de fondo de pista de Carla Suárez, sino que mostró su versión más agresiva. Dominó desde el inicio, metiéndose en pista y sin la necesidad de asumir grandes riesgos para dominar. Se vio a una Carla algo lenta de piernas y muy fallona especialmente con su golpe de derecha, quizás acusando el desgaste físico tras su partido de octavos de final ante María Sharapova. Eso sí, dejó puntos espectaculares con ese revés paralelo que tanto daño hace a las jugadoras a las que se enfrenta.

Keys aguantó el pulso mental ante la jugadora española en el primer set, y se mostró muy acertada en los momentos cumbre del encuentro. Tras perder la primera manga, la jugadora española perdió un poco de chispa y confianza en sí misma, y Keys se dirigió inexorable hacia la victoria. La estadounidense necesitará de su mejor nivel para ganar a la japonesa Naomi Osaka, una de las jugadoras en mejor forma del circuito y que viene de derrotar con gran comodidad a la ucraniana Lesia Tsurenko.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes