Conchita Martínez, encantada con Pliskova

La española trabaja en este US Open con Karolina Plikova y cuenta en una entrevista cómo se conocieron y cuáles son los objetivos a cumplir.

Conchita Martínez y Karolina Pliskova trabajan juntas en Nueva York. Fuente: WTA
Conchita Martínez y Karolina Pliskova trabajan juntas en Nueva York. Fuente: WTA

La última vez que Conchita Martínez acudió a un Grand Slam como entrenadora acabó saliendo con el título en los brazos. Fue en Wimbledon 2017 de la mano de Garbiñe Muguruza, aunque desde esto ya ha llovido mucho. En Nueva York, más de un año después, la de Monzón prueba suerte con Karolina Pliskova, otra ex número 1 del mundo que ya sabe lo que es hacer final en el US Open. En una entrevista con WTA Insider, Conchita analiza la dupla que forma con Rennae Stubbs para liderar a la checa, además de contar cómo fue la primera impresión con Pliskova en pista.

“Fue una reunión muy fructífera”, se arranca Martínez acerca del primer cruce con Karolina. “Llegué el jueves previo al inicio del torneo, comimos juntas y la pude conocer un poco más, algo necesario para comenzar la relación. Karolina es una chica muy reservada, tranquila, yo también soy así actualmente. Sin embargo, cuando conozco a alguien, en seguida me abro para darme a conocer. Fuera de esto, nunca me gustó ser el centro de atención”, confiesa la ex número 2 mundial.

“Es una jugadora muy calmada a la hora de dialogar, siempre está sonriendo, tiene una personalidad muy amable, así que estoy encantada. Estoy feliz por volver a entrenar, de todas las cosas que hice después de retirarme, esta es sin duda la que más me gusta. Disfruto de salir ahí fuera y ayudar a mi jugadora, hacer que la gente juegue mejor”, subraya la ganadora de Wimbledon 1994.

“Lo primero que le dije es que apenas sabía nada de ella, aunque ella pensaba que Rennae (Stubbs) ya me lo había contado todo. Si le llego a decir que sí, hubiera sido demasiado fácil, yo necesito que se abra y me cuenta todo lo que le pasa por la cabeza, no que yo lo diga todo. Solo a partir de ahí es donde entro en juego y tengo la opción de ayudarla”, relata la española. “La relación está siendo genial, tampoco quiero decir que estamos muy relajadas porque esto es un Grand Slam y hay mucha presión, pero sí es verdad que siempre estamos de buen humor. Quiero que ella disfrute de lo que está haciendo”, asegura una mujer que también colabora comentando partidos para Eurosport España.

¿Y qué opina Pliskova de esta nueva colaboración? “De momento estamos trabajando muy bien, aunque todavía necesito aprender algo más de español (risas). Me siento mejor después de un entrenamiento intenso y a ella le encanta jugar al tenis, juega muchísimo. Intento aprovechar cada minuto de práctica con ella, tener a dos jugadoras de este calibre a mi lado es muy positivo. En la República Checa no tenemos a gente así, por eso representa una gran oportunidad para mí”, señala la octava raqueta del ranking.

Martínez y Stubbs se conocen desde hace décadas. De hecho, la australiana llegó a acompañar a la española en algunas semanas del final de su carrera. “Si quieres lo mejor para tu jugador, dos voces de peso siempre será mejor que una. Nosotras queremos lo mejor para Karolina, verla jugar bien es nuestro principal objetivo. Quizá el primer partido no fue demasiado bueno pero el segundo ya fue mucho mejor. Quiero que esté preparada para los próximos partidos y espero que llegue hasta el final del torneo, donde ya se encuentre repleta de confianza”. De momento, la de Louny ya pisa la segunda semana de competición y todavía no ha perdido un set.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes