¿Necesita Dimitrov un psicólogo?

Greg Rusedski y Annabel Croft comentaron los problemas del búlgaro a la hora de servir y aconsejan al jugador la contratación de un especialista mental.

Grigor Dimitrov preparando un servicio. Fuente: Getty
Grigor Dimitrov preparando un servicio. Fuente: Getty

Pese a alcanzar los cuartos de final en el Masters 1000 de Canadá, parece que la gente nunca tiene suficiente con Grigor Dimitrov. El que fuera llamado a ser el líder de su generación tropezó esta semana con Kevin Anderson en Toronto dejando un rendimiento por debajo de lo esperado y volviendo a demostrar que se encuentra lejos de la versión ofrecida en 2017, temporada que terminó coronándose en Londres y alcanzando el número 3 del mundo. Greg Rusedski y Annabel Croft, comentaristas habituales en Sky Sports, dejaron su opinión en directo acerca de los problemas y necesidades que puede tener en estos momentos el tenista de Haskovo. ¿Necesita Grigor un psicólogo?

“Si yo fuera el entrenador de Dimitrov le llevaría a una pista de entrenamiento y le haría golpear cientos de saques esta noche, mañana y al día siguiente, solo así solucionaría el problema que tiene con este golpe”, declara el británico. “Su confianza está destrozada porque en cada punto importante que juega aparece una doble falta, lo hemos visto durante tres partidos consecutivos”.

La ex jugadora de Kent muestra un análisis diferente. “Tiene que llegar una etapa en la que realmente crea en lo que está haciendo. El problema que está teniendo ahora mismo es que falla demasiado, falla en un gran abanico de golpes, incluso en la red. No hay un fallo concreto con el que tenga que lidiar, es simplemente que no encuentra la clave para solventar lo que está pasando”, afirma Croft.

“No importa cuánto tiempo entrene el servicio, si mentalmente no estás bien, jamás podrás trasladar un entrenamiento a un partido oficial con toda la presión que esto conlleva. Por mucho que nos fijemos en lo técnico, que también falla, lo que de verdad necesita una ayuda es el aspecto mental, que tampoco aparece. Creo que necesitaría un psicólogo o un hipnoterapeuta”, sorprende Annabel.

“Se trata de cambiar su forma de pensar a la hora de servir. Algo está pasando en su cabeza a la hora de sacar que le impide conectar con la pelota de la manera que todos sabemos que puede hacerlo. Sabemos que puede saltar a la pista y alcanzar 100 saques directos en un entrenamiento, pero luego llega el partido oficial y se muestra completamente inseguro”, amplía la que fuera número 2 del mundo durante su charla con Rusedski.

Sea lo que sea, Dimitrov no tiene más tiempo de reacción. La semana que viene vuelve Cincinnati lugar donde defiende 1000 puntos tras conquistar el pasado verano su primer Masters 1000. ¿Cómo gestionará su cabeza este tipo de reto?

Comentarios recientes