El finalista de Wimbledon se escapa de milagro en su debut en Toronto

Kevin Anderson tuvo un complicadísimo debut en el Masters 1000 de Toronto ante el ruso Evgeny Donskoy. Era su primer partido tras la final de Wimbledon. El sudafricano necesitó de 2 horas y 14 minutos para tumbar a Donskoy por 4-6, 6-2 y 7-6(0). Reaccionó bien al set adverso y marchaba con break arriba en el tercero, pero Anderson perdió la ventaja y parecía que podía arrepentirse de ello. No fue así y tras un desempate culminado con un sonoro 7-0 el de Johannesburgo coge rumbo a los octavos de final del torneo canadiense.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes