Michael Stich: “Nunca pensé en lograr algo así”

El tenista alemán pasó a formar parte del Hall of Fame y se mostró muy agradecido. “Es increíble la historia y la tradición que se respira en este lugar”.

Michael Stich en su discurso de ingreso al Hall of Fame. Fuente: ATP
Michael Stich en su discurso de ingreso al Hall of Fame. Fuente: ATP

Un título individual en Wimbledon. Un título en dobles en Wimbledon. Un final en Roland Garros. Una final en el US Open. Medalla de oro olímpica. Número dos del mundo. No hace falta seguir enumerando cosas para contrastar que Michael Stich venía tiempo representando una candidatura fuerte para entrar en el Hall of Fame de Newport. Pues bien, el tenista alemán ya lo ha conseguido. Una ceremonia que compartió ayer junto a Helena Sukova y que le regaló otro momento inolvidable de su carrera. Estas fueron algunas de sus palabras en el acto previo a la entrega del galardón.

"Nunca pensé en algo así. Creo que solo cuando comencé a jugar entendí que podía convertirme en un buen jugador de tenis. Luego cuando me convertí en profesional ya tenía una lista en mi cabeza de los objetivos que quería lograr. Pero estar aquí y tener esto como un objetivo cumplido… realmente nunca fue algo que podría haber imaginado", dispuso el de Pinneberg en un reportaje con ATP.

Su cuadro, su rostro y su aroma quedarán por siempre en salón de la fama de Newport, aunque igual no del todo a su gusto. "Lo primero que pensé cuando lo vi fue: 'Maldita sea, me faltan más trofeos de Grand Slam’. Debería haber ganado unos poco más. No, en serio, cuando pasas por allí y ves a John McEnroe donando uno de los trofeos de dobles que ganó en Wimbledon… yo si hubiera tenido cinco trofeos también hubiera donado uno, ¡pero es que solo tengo uno!", comenta entre risas Michael.

Pero si de algo quedó prendido el teutón fue de la mística que desprende aquel espacio. "Toda la configuración de este lugar es simplemente genial, la historia del edificio, la historia del lugar en sí y formar parte de esta historia es algo notable. Estoy muy agradecido por eso, pero esto solo representa una pequeña pieza del rompecabezas", agradece.

Lo más gracioso, curiosamente, fue la manera de enterarse. Con una invitación de Todd Martin sin explicación alguna. "Pensé que era un pequeño viaje de aventuras, no sabía qué esperar porque no conozco el lugar. Quizá por eso haya sido tan genial venir aquí y respirar también la atmósfera en Newport. En general, cuando caminas tranquilamente por sus calles, tiene mucha similitud con Wimbledon, con esa tradición y esa sensación mágica que solo sientes cuando palpas el sentido de la historia y la tradición. Hay muy pocos lugares en el mundo que tengan eso y además lo conserven, por eso es genial", subraya.

Un hito imborrable del que Stich presumen, aunque en su cabeza está clara la idea que desea que quede en los libros. "Cuando miré mis fotos en esa pared me di cuenta que solo mostraron mi revés, así que tal vez solo recordarán mi revés. Para mí eso no es tan importante. Creo que lo importante es que la gente se acerque a ti y te diga lo mucho que disfrutó viéndote jugar al tenis, la forma en que jugabas, tal vez tu estilo, tu fluidez. El hecho de haber dado alegría a la gente con mi tenis es lo que me hace feliz. No quiero que me recuerden por ciertas victorias o trofeos que gané. Quiero que recuerden, por ejemplo, por aquella final de Wimbledon, por cómo fue, por el partido en sí, no por el hecho de que al final levanté un trofeo”, concluye el ex número 2 mundial.

Comentarios recientes