Mandy Minella 'resucita' en Gstaad

A pocos meses de cumplir los 33 años, Mandy Minella todavía quiere hacer algo en el tenis. La jugadora luxembuguesa, casada desde 2014 y madre desde 2017, se ha destapado en el WTA de Gstaad alcanzando la primera gran final de su carrera. Remontando este sábado a Marketa Vondrousova (4-6, 6-2, 6-2), Mandy se dejaba en ese duelo el primer set de toda la semana. Ahora deberá esperar por Cornét o Bouchard para conocer con quién tendrá que batirse por el título.

Comentarios recientes