Stich y Sukova, los últimos en unirse al Salón de la Fama

Michel Stich y Helena Sukova son los últimos en unirse e integrar el Hall of Fame del tenis, un selecto club que contará con novedades en 2019.

Después de Wimbledon, cita por antonomasia del tenis mundial pero también del tenis sobre hierba, tiene lugar el peculiar torneo de Newport, en Rhode Island, Estados Unidos, evento que se disputa en estos días, y en cuyas instalaciones se alberga el museo más famoso e importante del tenis, The Hall of Fame of Tennis o Salón de la Fama Internacional, fundado en 1954 y encargado de nombrar y acoger, por sus méritos, a diferentes personalidades que han contribuido a potenciar al tenis como deporte.

Aunque en sus inicios sólo acogía a personalidades nacidas en Estados Unidos, fue en 1975 cuando todo cambió, gracias al nombramiento del británico Fred Perry. Por supuesto, todos y todas las grandes campeonas retiradas han ido sido incluidas en tan selecto club y en la edición de 2018, la checa Helena Sukova y el alemán Michael Stich son los que pasarán a formar parte del Hall of Fame, un Salón al que pertenecen, representando a España, Manuel Alonso, Manuel Orantes, Andrés Gimeno, Arantxa Sánchez Vicario y Manolo Santana.

Para entrar en el Salón de la Fama, un comité de nominaciones valora y selecciona las candidaturas presentadas durante el año, habiendo pasado cinco años desde la retirada del candidato o candidata, pero en 2019 ese criterio se complementará con uno de carácter obligatorio. Así, todo jugador o jugadora que cumpla los siguientes requisitos, ingresará automáticamente en el Hall of Fame:

- Ganar cinco Grand Slams

- Ganar tres Grand Slams y ser número 1 durante, al menos, 13 semanas

- Ganar 15 Grand Slams en dobles

- Ganar 12 Grand Slams en dobles y ser, al menos, número 1 durante 52 semanas.

Este año, en categoría femenina, Helena Sukova entrará en tan selecto club. La checa, que no ganó ningún major en dindivduale,s llegó a cuatro finales, perdiendo con Graf, Evert y Navratilova, y fue una de las mejores jugadoras de dobles de la época, formando pareja con la fallecida Jana Novotna, consiguiendo 9 títulos de Grand Slam, consiguiendo el Career Grand Slam, siendo también campeona de cinco Grand Slams en dobles mixtos y levantando hasta cuatro títulos de Copa Federación.

En categoría masculina, el talentoso jugador alemán Michael Stich tendrá desde mañana un hueco entre tantísimo privilegiado. El germano fue campeón de Wimbledon en 1991 ante su compatriota Boris Becker, y finalista de Roland Garros (1996) y US Open (1994). Número 2 del mundo como mejor puesto, Stich levantó hasta 18 títulos en su carrera, siendo uno de los jugadores más elegantes y técnicos de la época. Stich será el quinto jugador alemán en pertencer al Hall of Fame, tras Gottfried von Cramm, Boris Becker, Steffi Graf y Hans Nusslein.

Comentarios recientes