La increíble razón por la que Tim Smyczek no disputó Wimbledon 2018

El estadounidense y su agente incurrieron en un incomprensible despiste que impidió su participación en el tercer Grand Slam del año.

Tim Smyczek en 2018. Foto: zimbio
Tim Smyczek en 2018. Foto: zimbio

La carrera de un tenista profesional es limitada y cada Grand Slam disputado supone la esencia de su vida, el por qué de todo el sacrificio invertido. Tim Smyczek ha probado el sabor amargo que supone perderse un evento de la máxima importancia, y no porque su ranking no le permitiera entrar o por alguna inoportuna lesión, sino por un despiste que le condenó a no poder viajar a Londres. A sus 30 años y teniendo como mejor clasificación de toda su carrera el puesto 68 cosechado en 2015, el estadounidense se las prometía muy felices en una gira de hierba para la que decidió prepararse acudiendo a los torneos de Hertogenbosch y Queen´s.

Sin embargo, cuando estaba a punto de coger el avión que le llevaría a Holanda, su entrenador Dustin Taylor se percató de que algo no iba bien. No leyeron un correo electrónico remitido por el torneo donde se explicitaban las fechas límite para inscribirse. Hubo falta de comunicación entre el jugador, entrenador y agente y cuando Taylor revisó la lista de inscritos en Wimbledon 2018, no encontró el nombre de su pupilo. "Fue muy duro, nunca querrías dar una noticia como esta a tu jugador", comenta en NY Times. La respuesta de Tim fue de máxima incredulidad. "Dime que no es verdad", dijo el estadounidense. "Esto es una lección difícil de asumir. No sé si le habrá pasado a alguien más pero espero que a mí no vuelva a ocurrirme", aseveró el de Milwaukee.

[getty:976901394]

Tim dio una lección de profesionalismo, disputando con intensidad ambos torneos sobre césped y llegando a pasar la fase previa en Queen´s, donde perdería con Jeremy Chardy. Tras comprobar cómo sus esfuerzos por adaptarse a la hierba no iban a servirle para jugar en el All England Lawn Tennis Club, percibió el momento de crisis como una oportunidad. "Consideré que era momento para jugar algún torneo que me permitiera progresar en el ranking así que decidí disputar un evento del ATP Challenger Tour".

Partía como primer cabeza de serie en el Challenger de Winnetka, en Illinois, pero su cabeza no estaba allí sino al otro lado del charco. Sucumbió en primera ronda ante su compatriota Tommy Paul y, muy posiblemente, pensaría en el correo maldito que nunca leyó a tiempo, ni él ni nadie de su equipo. Tim Smyczek quiere sacarse la espina de no haber podido disputar el Grand Slam británico y está jugando esta semana el ATP 250 Newport 2018, donde está ya en segunda ronda tras imponerse a Bjorn Fratangelo. La vida está llena de imprevistos y un error inesperado puede ser fatal en la trayectoria deportiva.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes