Las 10 conclusiones que deja Wimbledon 2018

Desgranamos las claves de todo lo ocurrido en el Grand Slam británico y cómo puede afectar en el devenir de la temporada.

Una sensación de vacío invade a los aficionados en esta mañana de lunes. Levantarse de la cama sin la ilusión de ver a los mejores del mundo en el All England Lawn Tennis Club es una sensación que parecía olvidada tras quince días de intensa actividad, numerosas emociones y gran tenis. Wimbledon 2018 echó el telón con dos ganadores tan brillantes como merecidos pero muchas otras cuestiones que merece la pena repasar y reflexionar sobre sus implicaciones a medio plazo. Novak Djokovic y Angelique Kerber inscribieron su nombre en el palmarés del torneo más prestigioso del mundo y lo hicieron superando muchas adversidades. Estas son las diez conclusiones principales que deja el torneo:

1. Novak Djokovic ha vuelto para quedarse

Se acabaron las dudas, los miedos, los comentarios alarmantes sobre su estado físico debido a una dieta extrema o la filosofía de vida de paz y amor que despojó al balcánico de su esencia. El chacal ha regresado a la acción y está dispuesto a devorar títulos. Volvió a verse a un jugador indestructible de fondo de pista que desafía las leyes de la naturaleza con su capacidad innata para desplazarse y convertir defensas en ataque. Volvieron a verse golpes paralelos que desbordan a sus rivales y un tenis tan pragmático como impenetrable. Merecido campeón e ¿inicio de una nueva era triunfal?

[getty:997980436]

2. Rafael Nadal y Juan Martín Del Potro honran al tenis

El papel de español y argentino en el torneo londinense ha sido simplemente brillante. Su amor por el juego y ambición por la victoria se ha dejado traslucir y ofrecieron una batalla épica en cuartos de final. Ambos mejoraron mucho su resultado del pasado año y demostraron que son capaces de todo en cualquier circunstancia. Rafa volvió a sentirse poderoso sobre el césped y se marcha de Londres con la sensación de que no es descabellado pensar en volver a verle levantando el título.

3. Roger Federer y lo finito de los milagros

No siempre pueden salir las cosas bien. El suizo partía como claro favorito al título pero vio cómo, por segunda vez en su carrera, le remontaban una ventaja de dos sets en su torneo predilecto. Roger perdió el control del partido incomprensiblemente, llegó a tener punto para hacerse con el triunfo pero se desconectó y experimentó cierto vértigo. La impotencia se adueñó del maestro ante la rebelión de un Anderson tan osado como efectivo. Tendrá que replantearse su estrategia a la hora de abordar la gira estadounidense.

[getty:998435974]

4. Kevin Anderson y John Isner, nunca es tarde para el éxito

Dos treintañeros en su mejor momento de forma. Sudafricano y estadounidense han explorado sus límites y ofrecieron un espectáculo digno del recuerdo para todos los amantes del tenis, con su partido de 6 horas y media de duración resuelto por 26-24 en el tiebreak en favor de Kevin. Están poniendo cerco a los grandes títulos y no es descabellado pensar que les quedan pocas balas en la recámara pero con una capacidad notable para darse un homenaje.

5. Stefanos Tsitsipas y Álex de Miñaur asoman la cabeza

El griego llegó como cabeza de serie por primera vez en su carrera a un Grand Slam y cumplió con creces al meterse en octavos de final. No es su superficie predilecta la hierba pero rindió a un excelso nivel y confirmó su tendencia al alza. Por su parte, el jovencísimo australiano se presentó en tercera ronda en su primera comparecencia en Wimbledon y cayó con honores ante Nadal, en un partido que puede haberle brindado una gran experiencia.

6. Angelique Kerber confirma su grandeza

Muchos dudaban de su capacidad para repetir la hazaña conseguida en 2016 y se consideraba que su temporada fue un hecho aislado. Tras un duro año en 2017, la teutona ha vuelto con fuerza y demuestra que un estilo de juego alejado de las gigantes pegadoras es posible. Carácter ganador, trabajo incansable y un físico envidiable sazonan el éxito de una tenista que tiene margen para seguir haciendo historia. Ha reinado en tres de los cuatro Grand Slams, solo le queda Roland Garros.

[getty:999988040]

7. Serena Williams gana algo más importante que un torneo

A un solo paso se quedó la leyenda estadounidense de volver a levantar un título de Grand Slam pero volver a verla disfrutar en la pista e infundir temor con su juego ha sido algo histórico. Icono del empoderamiento de la mujer, la menor de la saga ofrece una imagen cercana y amable con los aficionados y juega con honradez y ambición, dispuesta a seguir sumando títulos en su interminable palmarés.

8. Las favoritas son incapaces de imponer su ley con continuidad

El eterno debate. ¿Demérito de las mejores del mundo o igualdad imperante gracias al talento de todo el top-100? Simona Halep, Caroline Wozniacki, Sloane Stephens, Elina Svitolina y Garbiñe Muguruza han salido del torneo por la puerta de atrás viéndose sorprendidas en la primera semana. Siguen faltando tenistas que puedan rendir a su máximo nivel con continuidad y el hecho de ver cómo una Serena aún mermada vuelve a meter miedo, no contribuye a su confianza.

[getty:992361060]

9. Jelena Ostapenko recupera su esencia

Duro varapalo el sufrido por la letona en Roland Garros pero supo encontrar las mejores sensaciones en el escenario donde triunfó en categoría junior. Su juego incisivo fue un martirio para todas sus rivales salvo para Kerber, que desarboló el planteamiento de una Jelena algo ansiosa. Debe extraer una lectura positiva de su progresión y tener claro que puede ser una actriz principal en la segunda parte de la temporada.

10. Camila Giorgi, al final del túnel

Se llevaba mucho tiempo esperando a la italiana, que parecía perdida para la causa pero en este torneo ha recuperado su mejor nivel. Volvió a desplazarse bien por la pista mostrando una actitud ganadora y postulándose como una jugadora a tener en cuenta en los próximos eventos.

[getty:995320796]

Como conclusión adicional, merece ser nombrado el debate suscitado sobre la conveniencia de suprimir el tiebreak en el quinto set masculino. Algunos jugadores, como Anderso o Isner mostraron su deseo de abordar un asunto que la ITF parece dispuesta a tratar tras ver cómo la final quedaba deslucida debido al cansancio acumulado del sudafricano en los partidos precedentes. Se abre un episodio que tendrá repercusiones a corto plazo.

Se pone fin a un histórico Wimbledon 2018 pero el tenis continúa. Ya con el US Open 2018 en el horizonte, el circuito experimenta una rebaja en su intensidad antes de la gira estadounidense sobre pista dura. Todas las conclusiones comentadas pueden tener una repercusión notable en los próximos meses pero ¿añadirías alguna? ¿Con cuál te quedas?

Comentarios recientes