La emoción de Djokovic al ver a su hijo en la grada

Novak Djokovic no pude reprimir la alegría y emoción al comprobar cómo su hijo Stefan estaba en la grada. El pequeño disfrutó mucho viendo a su padre en la recogida de premios y aplaudió a rabiar, llenando la pista central del All England Lawn Tennis Club de alegría. "Por primera vez en mi vida, tengo a alguien desde la grada gritando ¡Papi, Papi!", comentó entre risas de todos los presentes el balcánico. Familiar, cercano y entrañable momento de Wimbledon 2018.


Comentarios recientes