Zverev achaca su derrota a un problema estomacal

El jugador alemán mostró su decepción por la derrota pero esgrimió un argumento convincente sobre su aparente desidia en últimos sets.

Decepción, tristeza y un cansancio extremo es lo que transmitía Alexander Zverev en la rueda de prensa posterior a su derrota en Wimbledon 2018. Vuelve a quedarse el alemán sin acceder a la segunda semana de un Grand Slam, después de su escaramuza en Roland Garros donde pudo quitarse la maldición de no rendir a su nivel en los mejores torneos. Sin embargo, Ernests Gulbis ha vuelto a mostrar las debilidades de un hombre que no ha estado preparado físicamente para afrontar un duelo a cinco sets, y que se mostró sincero pero también elegante, al alabar sin tapujos a su rival otorgándole todo el crédito del triunfo.

Gulbis ahonda en la crisis de un diezmado Zverev

Gulbis ahonda en la crisis de un diezmado Zverev

El tenista letón Ernests Gulbis consiguió acceder a octavos de final de Wimbledon, al derrotar en cinco sets al alemán Alexander Zverev.

Seguir leyendo

"Me he sentido bien durante tres sets. El partido fue intenso, muy igualado y Ernests me obligó a jugar a mi máximo nivel. Sin embargo, en el cuarto y quinto he sentido como si me hubieran desenchufado de una fuente de energía", comentó el alemán muy apesadumbrado, detallando la magnitud de sus problemas. "Llevo casi 24 horas sin poder alimentarme debido a un problema estomacal. Claramente esto está relacionado con mi rendimiento en el tramo final, me he sentido totalmente agotado", comentó un Zverev que retrotrayó a su actuación en París para apoyar esta teoría.

[getty:992670952]

Y es que pocos pueden dudar de la fortaleza física del alemán cuando está en forma. "En Roland Garros demostré que puedo aguantar perfectamente batallas a cinco sets. Estas cosas pasan. Quizá si hubiera ganado algunas de las pelotas de rotura que tuve al inicio de la cuarta manga, las cosas hubieran sido diferentes pero así es este deporte y hay que aceptar todas las situaciones". Lo que es innegable es que Ernests Gulbis cuajó un sublime encuentro, como el propio Sascha reconoció.

"No hay duda de que se ha merecido ganar, ha jugado realmente bien. Está con mucha confianza tras pasar la fase previa y debo reconocer que este resultado creo que es más mérito suyo que demérito mío", desveló el teutón. "Me levantaré y volveré a intentarlo el año que viene". Así de contundente y maduro se mostró un hombre cuya actitud no fue la misma en pista, donde protagonizó episodios poco edificantes. Wimbledon 2018 ha terminado para Alexander Zverev y el alemán se lleva muchas cosas para reflexionar.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes