La jugada polémica que indignó a Djokovic

Situación rocambolesca la que se vivió en el duelo de tercera de Wimbledon 2018 entre Novak Djokovic y Kyle Edmund. En el cuarto set, con los ánimos ya caldeados por los roces del serbio con el público y con un marcador de 3-3 y doble bola de break para Novak, una volea de dejada es devuelta por Edmund tras el segundo bote, como parece producirse aparentemente. Así lo da por hecho un Djokovic que no sabe cómo responder al ver que se le da el punto al británico, sin percatarse de que la pelota era dudosa y, realmente, había sido fuera a pesar de que el juez de línea no la cantó. El diálogo entre Novak y el juez de silla no tiene pérdida.


LA APUESTA del día

Comentarios recientes