Análisis Final Halle 2018: Roger Federer- Borna Coric

El suizo busca su título 99 como profesional y décimo en Halle, mientras que el joven croata intentará dar la sorpresa y firmar su primera alegría sobre hierba.

Ha sido un torneo extraño este de Halle, un torneo que todavía puede tener un final tan inesperado como su misma trayectoria. Con una parte alta del cuadro liderara por Roger Federer con mano de hierro (aunque también momentos de muchas dudas), la parte baja se ha visto golpeada en cada jornada debido a la caída de los favoritos, o al menos, de esos jugadores de mejor ranking e historial que pretendían llegar aquí a las estancias finales. Ha terminado siendo Borna Coric el hombre que ha aprovechado tanta irregularidad para colarse en su primer final profesional sobre hierba y medirse ante el mejor jugador de la historia sobre esta superficie. ¿Veremos al suizo fallar en el momento de la verdad ante un novato?

No ha sido una semana fácil para Federer, pese a que los resultados puedan decir lo contrario. Un comienzo placentero ante Bedene supuso solamente un exceso de relajamiento por parte del suizo, quien tuvo que salvar dos bolas de partido ante Paire para luego seguir sufriendo (aunque menos) frente a Ebden y Kudla. Los números 69 y 112 del mundo poniendo en problemas al genio sobre la hierba, sí. Sin embargo, si algo ha demostrado el de Basilea es que en los momentos clave es único, por si había dudas.

Con todo esto, poca gente ha prestado atención al camino de Borna Coric por su parte del cuadro. Simplemente, impecable. Todavía sin perder un solo set, el croata llegará descansado después de haber jugado solamente cinco juegos con el malogrado Roberto Bautista, quien se tuvo que retirar este sábado por una lesión. Atrás quedaron Alexander Zverev en primera ronda, representando ese debut que te puede imprimir la confianza hasta límites infinitos, además de Basilashvili y Seppi en rondas posteriores. Gran semana de un Coric que ya se ha dado cuenta que la hierba también puede ser una buena compañera de viaje.

Dos enfrentamientos previos entre Roger y Borna con un 2-0 a favor del suizo. Rápido e indoloro el de Dubái 2015 (6-2, 6-1) y mucho más curioso el de Indian Wells de hace tan solo tres meses. Allí donde muchos vieron al croata pagar su inexperiencia en un duelo donde pareció tener casi K.O. al helvético, pero al final no quiso ahogarle (5-7, 6-4, 6-4). Aquí cambia todo, pero sobre todo cambia la inercia de Federer en un certamen donde busca su décima corona, algo que solamente ha conseguido Rafa Nadal en Montecarlo, Barcelona y Roland Garros. Un dulce desafío para el actual campeón, nadie duda que querrá poner todo en orden para que no se le escape.

Obviamente las diferencia de ambos sobre hierba son demasiado evidentes como para enumerarlas, sin embargo, destacaremos un dato. Federer afronta la 149ª final de su carrera habiendo ganado 172 partidos en la superficie verde. Por su parte, Coric aterrizó en Alemania con la friolera de dos triunfos en pasto en toda su carrera. Es decir, que lleva ya el doble solo esta semana que en el resto de temporadas. La iniciática será para el helvético y deberá ser Coric quien se alimente de su solidez y contragolpe en los momentos oportunos. No es un rival que te aplaste con sus tiros, pero tiene una cabeza privilegiada que, sumado a una tendencia creciente en los últimos meses, podrían generar alguna que otra duda al defensor del trono. Aun con todo, Borna necesitaría de un factor clave para tener opciones y es que Roger no tenga el día. Que también puede pasar.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes