Ahora la moda es atizar a Roger Federer

Los mismos directores que ahora le critican, volverán a llamar a su puerta el año que viene para que Roger acuda a jugar sus torneos.

Parece que sea tendencia en las últimas semanas el atizar a Roger Federer. Ayer leíamos las declaraciones de Richard Krajicek, que entre otras cosas, dijo que Djokovic era más completo que el suizo por haber ganado los cuatro Grand Slams seguidos, que Roger era número 1 actualmente porque sus mayores rivales estaban lesionados y que si ganó tanto entre los años 2004 y 2008 fue porque no tuvo rivales de entidad. Una crítica desmesurada por parte del director del torneo de Rotterdam, de las que parece desprenderse cierto rencor y es que no hay que olvidar que las duras negociaciones para traer a Federer al torneo algún año y su ausencia por lesión supusieron un duro revés para Rotterdam en el año 2016, dejándoles sin margen para traer a otros jugadores.

Krajicek:

Krajicek: "Si Roger es número 1 es porque sus mayores rivales se encuentran lesionados"

Polémicas declaraciones de Krajicek, que afirma también que Federer ganó todo lo que ganó desde 2004 a 2008 porque no tuvo rivales de entidad.

Seguir leyendo

Estas declaraciones se unen a las de prácticamente todos los torneos de tierra de la gira de arcilla, menos el de Montecarlo, donde sus directores de algún modo han hecho ver su indignación porque Roger se saltara una vez más toda la gira al completo para preparar la temporada de hierba, haciendo que no pudieran contar con su presencia con lo que eso supone a nivel de derechos de TV y venta de entradas. Mención especial para Angelo Binaghi, Presidente de la Federación Italiana. El italiano ironizó sobre la ausencia del ganador de 20 Grand Slams, diciendo que "nunca ganó aquí, quizá no tenga buen recuerdo de Roma" o "los torneos de grandes tradiciones como el nuestro son más fuertes que Federer". Tampoco nos olvidamos de Guy Forget, director de Roland Garros, que se contradijo él mismo cuando el año pasado criticó a Roger por no participar en el Masters de París, diciendo que su ausencia "empobrecía" el circuito y que los aficionados franceses se sentirían "decepcionados por no poder verle en persona". Este año, tras confirmarse su baja de Roland Garros, dijo que "la ausencia de Federer no cambia nada. Tenemos las gradas repletas. El producto funciona sin él".

El propio Roger, la semana pasada, habló al respecto de todas estas críticas recibidas durante esta pasada primavera y dijo que "a veces, han ido un poco lejos". "Entiendo que cada uno puede opinar lo que quiera, pero no estoy de acuerdo con los que dicen que debería ir y jugar (en la tierra). La gente olvida que no es tan simple. También tengo cuatro hijos con los que quiero pasar tiempo y no puedo jugar en todos sitios. Durante 17 temporadas he jugado de enero a noviembre y si quiero seguir jugando más tiempo, debo tomarme estos descansos. Entiendo su frustración, pero creo que también podrían protegerme y decir: 'Roger es libre de decidir'", reconocía el suizo.

Federer responde a los directores de los torneos de tierra batida:

Federer responde a los directores de los torneos de tierra batida: "A veces, sus críticas han ido un poco lejos"

"Entiendo su frustración pero creo que también podrían protegerme y decir: 'Roger es libre de decidir'", opina el suizo, que pide más comprensión.

Seguir leyendo

Parece que estos directores o personalidades con cargos importantes, olvidan quién es Roger Federer. Por supuesto que pueden expresar si se sienten tristes por no poder contar con la presencia de uno de los mejores jugadores que ha dado la historia, pero de ahí a decir todo lo que se ha dicho de él, es otra cosa. Tal y como el propio tenista suizo ha dicho, han ido un poco lejos.

Ya lo hemos hablado muchas veces y es que no sabemos apreciar lo que tenemos. Normalmente, Federer ya debería estar retirado. ¿Cuántas leyendas en la historia seguían jugando de forma habitual y exitosa a los casi 37 años? Que siga compitiendo es un regalo. Cada partido suyo, es un regalo. Cada juego, cada saque, cada intercambio. Todo es un regalo. De su presencia se benefician todos. Los torneos en los que compite por poder atraer a más gente y sus propios rivales, que aprenden al enfrentarse a alguien como él. Quien se acerca a Sascha Zverev en Melbourne tras sufrir aquella dolorosa derrota es Federer y quien le deja un mensaje que le va a servir para toda su carrera es él. Roger influye en la gente. Gracias a que sigue asombrando a todos con su tenis, muchos niños querrán seguir sus pasos y elegirán el tenis sobre otros deportes. Ese tipo de cosas hace Federer.

Las palabras de Krajicek van un poco más allá, incluso, y llega a cuestionar todo lo logrado por el de Basilea, del que siempre se ha dicho para desmerecer lo que consiguió que tuvo una weak era o coincidió en una época con un bajo nivel de tenistas durante 2004 y 2007. ¿Acaso eran malos Rafael Nadal, Andre Agassi, Marat Safin, David Nalbandián, Andy Roddick, Juan Carlos Ferrero, Lleyton Hewitt o Gastón Gaudio? ¿Eran muchísimo peor que los Marin Cilic, Kei Nishikori, Grigor Dimitrov, Milos Raonic, Tomas Berdych o Jo-Wilfried Tsonga? Yo diría que Roger ha coincidido ya casi al final de su carrera con la mejor versión de Nadal y Djokovic, así como Murray, Del Potro o Wawrinka, tenistas tremendamente buenos que se han juntado todos en la misma época, dejando la época con más rivalidad de todas. Y a pesar de todo eso, Federer ha seguido reinventándose, siendo el mayor de todos, y teniendo éxito, ganando Slams y siendo número 1. Vaya mérito tiene eso. Ahora que venga otro y le empate, si puede.

[getty:819428262]

Roger lleva muchísimas temporadas al máximo nivel y tal y como él mismo dijo, han sido 17 años jugándolo absolutamente todo, de enero a noviembre, sin dejarse nada ya que apenas ha tenido alguna lesión durante su carrera. Y ahora que puede permitirse el lujo de decidir dónde juega, le critican. Quieren exprimir al máximo la gallina de los huevos de oro hasta que no le quede nada y se olvidan que el tenis es más que un torneo o dos. El tenis va mucho más allá y personas como Federer son la bandera de este deporte en todo el mundo.

Roger es tan bueno que hace parecer fácil lo difícil. Ha jugado y ganado a sus rivales de forma tan superior que por eso decían que los demás eran malos. Y para todos aquellos que desmerezcan lo que logró el suizo en su carrera, que piensen que lo que él ha hecho no ha habido hombre sobre la Tierra capaz de igualar. Tan fácil no será. Pero bueno, ahora la moda parece que está en atizar a Federer. Cuando todos deberían estar apoyándole y alabando lo que está consiguiendo, se dedican a echarle piedras encima los mismos que seguro dentro de un año volverán a llamar a su puerta para ver si Roger acude a sus torneos.

Comentarios recientes