Federer pone la directa en Halle

El suizo Roger Federer consiguió vencer en su estreno en el ATP 500 de Halle al esloveno Aljaz Bedene, al que derrotó en dos cómodos sets.

Indomable y con una imagen que muestra que va a por todas en esta gira de hierba. Así se mostró en el día de hoy Roger Federer. Salió alerta, sabiendo de la peligrosidad de su rival, y cuando el número uno del mundo juega con la máxima intensidad, se antoja realmente complicado poder inquietarle. El helvético quiere ir ganando sensaciones y confianza, a sabiendas del difícil compromiso que le espera en estas próximas semanas, donde defiende un buen puñado de puntos, con la disputa de los torneos de Halle y Wimbledon donde defiende en ambos los títulos conseguidos en 2017.

En su estreno en uno de sus torneos fetiches, su rival fue el esloveno Aljaz Bedene, un jugador de 28 años y ya experimentado en el circuito y que la irregularidad tenística y mental le ha impedido alcanzar cotas más altas en su carrera deportiva. Así, y ante un rival al que conoce al haber jugado en una sola ocasión, Roger Federer comenzó muy acertado con su saque y mostrándose muy seguro en cada subida a la red, apretando a su rival en cada servicio y obligándole a ofrecer su mejor versión. El tenista esloveno aguantaba como un jabato su servicio sin demasiadas dificultades pues el suizo se mostraba paciente y sin demasiada voracidad al resto, pero todo cambió mediado el primer parcial, concretamente en el cuarto juego.

En el momento justo, Federer aprovechó una concesión de su rival para conseguir el ‘break’, una rotura que le propició una ventaja suficiente para lograr cerrar la manga. El jugador suizo se limitó a mantener su servicio con unos altos porcentajes y terminó ganando el primer set por 6-3 en apenas 36 minutos de partido. Un dato muy curioso del partido fue el 88% de los puntos ganados del número uno del mundo con su primer servicio, por los 63% de su rival.

[getty:975333620]

En el segundo set, el tenista helvético se mostró más errático con el servicio, con la red, y con sus golpes desde el fondo de la pista lo que provocó un mayor número de errores no forzados y una mayor igualdad en el set. Bedene se mantuvo al mismo nivel que en el parcial anterior, y todo marchó igualado durante la mayor parte de la manga. Sin embargo, y pese a no mostrar su mejor nivel de juego en este segundo set, Federer posee esa cualidad innata de los campeones de hacer ‘magia’ en cualquier momento, y encontró el momento adecuado para propiciar los errores de su rival y acabar llevándose la segunda manga por 6-4 y cerrar el partido en una hora y doce minutos de juego.

En octavos de final, Roger Federer se medirá al francés Benoit Paire, que en el día de hoy se deshizo del estadounidense Steve Johnson por un igualado 7-5 y 7-6 (5). El head to head entre ambos tenistas está 5-0 a favor del suizo, siendo su último partido el disputado el año pasado en el torneo de Basilea.

Comentarios recientes