Las 10 conclusiones que deja Roland Garros 2018

Analizamos en profundidad lo que ha dado de sí el torneo galo y cómo lo acaecido en París puede influir en el devenir de la temporada.

Un maremágnum de emociones ha sacudido el mundo del tenis en los últimos días. Después de quince maratonianas jornadas de pasiones desatadas, Roland Garros 2018 echa el cierre con dos campeones apreciados por compañeros y aficionados cuyo entorchado ha sido más que merecido. Rafael Nadal y Simona Halep han inscrito su nombre en el palmarés del torneo pero hay mucho más. Existe la necesidad de tomar aire y repasar concienzudamente lo que han dado de sí dos semanas apoteósicas. Estas son las conclusiones que deja el segundo Grand Slam de la temporada.

1. Rafael Nadal deja sin palabras al mundo del deporte.

Ya no es posible verbalizar lo que significa este hombre en todo el planeta. Sus éxitos alcanzan cifras mareantes imposibles de entender sin una profunda introspección. Quizá solo con el paso de los años se entienda lo que supone ganar 11 torneos de Roland Garros e imponer un inapelable imperio sobre tierra batida. Pero también la manera de afrontar las dificultades, de salir reforzado de ellas y encontrar soluciones. Un torneo más en el palmarés de uno de los mejores de la historia, y ya van 17.

2. Dominic Thiem y Alexander dan importantes pasos adelante.

Ambos están llamados a romper moldes y encabezar el relevo generacional más difícil de la historia de este deporte. Su papel en este evento se iba a mirar con lupa y cumplieron con la premisa principal: mejorar su mejor resultado en un Grand Slam. Zverev hizo una demostración de madurez y esfuerzo poniéndose el mono de trabajo para alcanzar por primera vez una segunda semana de Grand Slam y romper la barrera psicológica que tanto le atenazaba. Por su parte, Dominic pisó una final de Grand Slam por primera vez aunque a buen seguro no será la última. Su rendimiento sobre tierra batida parece asegurarle la gloria a corto plazo.

[getty:971093262]

3. Diego Schwartzman pone coto al top-10.

Ganar un set a Nadal en París comienza a ser misión imposible y sólo ha podido conseguirlo este año un hombre que no para de crecer. "El Peque" progresa a marchas forzadas y está adquiriendo un carácter competitivo que le acerca a los diez mejores del mundo. Está a poco menos de 600 puntos de dar un salto cualitativo en su carrera que le siga aproximando a retos mayores. Su tenis le hace merecedor de premios cada vez más notables.

4. Novak Djokovic y Juan Martín Del Potro muestran el colmillo.

Sensación agridulce la dejada por el serbio al caer ante Cecchinato aunque no hay que dejarse obnubilar por la falta de nombre de su verdugo. El italiano cuajó un mayúsculo partido ante un Novak que ha recuperado el carácter y la voracidad de victoria. Se le ha vuelto volver a enfadarse, a gritar, a rugir y a buscar la épica. Novak está cada vez más cerca de volver a competir con garantías por lo más grande. Por su parte, Juan Martín igualó su mejor registro en París y transmite sensaciones de poder legitimarse como la principal alternativa al poder establecido.

[getty:968050658]

5. Nuevos animadores del circuito

Huelga decir que la revelación del torneo ha sido Marco Cecchinato. Lo hecho por el italiano ha sido de las cosas más sorprendentes del tenis en los últimos años y da la sensción de que puede legitimarse en una posición de clara alternativa en torneos importantes. También es preciso prestar atención Maximilian Marterer, cuya juventud y estilo de juego le hacen merecedor de la condición de gran promesa de futuro.

6. Simona Halep encuentra un premio merecido.

La rumana llevaba mucho tiempo persiguiendo el anhelado Grand Slam que debía dar brillo a la carrera de una tenista en constante evolución. Repleta de obstáculos, con un constante sacrificio y reinventándose continuamente. La mente le pasó una mala factura en anteriores ocasiones y en esta ocasión fue su gran aliado para darle la vuelta a una final épica en la que se vio al borde del abismo.

[getty:970724604]

7. Serena Williams y Maria Sharapova no acaban de arrancar.

Su regreso al circuito es vital, no solo para el tenis sino también para la conciencia social respecto al empoderamiento de la mujer. La estadounidense ha alcanzado una consideración que va más allá del deporte pero ella ha vuelto para ganar. Aún está lejos de poder hacerlo a tenor de su forma física y sensaciones tenísticas, terminando con una lesión inexplicable teniendo en cuenta que jugó el día anterior un partido de dobles. Mucho camino que recorrer. Por parte de Maria Sharapova, caer contundentemente derrotada en cuartos por Garbiñe no debe empañar un buen torneo realizado pero la exigencia con una tenista de su nivel es máximo y aún parece estar muy lejos de poder competir con garantías de éxito por los grandes títulos.

8. Ser favorita no es garantía de nada.

Sonadas decepciones las protagonizadas por Elina Svitolina y Caroline Wozniacki. La ucraniana partía como seria candidata al título pero no pudo alcanzar la segunda semana mientras que Caroline no logra rendir a su mejor nivel sobre tierra batida. La igualdad del circuito WTA siempre deja sorpresas y ambas han protagonizado las decepciones del torneo.

[getty:967161382]

9. Madison Keys y Sloane Stepehens van muy en serio.

La exótica final del US Open 2017 fue para muchos un caso aislado y deslucido pero ambas jugadoras estadounidenses han demostrado que pueden volver a luchar por un Grand Slam. Tienen herramientas de sobra para erigirse en jugadoras de élite y la continuidad es su único punto a mejorar. Firmar semifinales y final, respectivamente, en la superficie donde su tenis experimenta más dificultades a prior es todo un aviso a navegantes.

10. Garbiñe Muguruza, jugadora de grandes citas

Su gira previa al toreno no vaticinaba nada bueno pero la española ha vuelto a demostrar que se crece tremendamente en los mejores torneos del mundo. No necesita ritmo ni confianza para rendir a su mejor nivel cuando se preciso de ello y esto supone un diferencial notable que puede convertirla en una jugadora muy importante. Ya con dos Grand Slams en su haber, estas semifinales en horas bajas pueden relanzarla para alcanzar la gloria en esta misma temporada. Wimbledon y US Open serán sus últimas naves.

[getty:971377348]

El tenis no para y el calendario se encamina hacia uno de los tramos más apasionantes de la temporada, como es la gira sobre hierba. Roland Garros 2018 quedará en el recuerdo de todos los aficionados al deporte rey de la raqueta tras dos semanas repletas de buen tenis cuyas consecuencias pueden ser determinantes en el segundo tramo de año. ¿Con cuál conclusión te quedarías? ¿Añadirías alguna?

Comentarios recientes