Dieciséis sueños en París

La Armada española presenta 16 jugadores entre los dos cuadros individuales. Taberner, Munar y Georgina, últimos en sumarse a la fiesta desde la previa.

Los españoles volverá a buscar la gloria en Roland Garros. Fuente: Sportsnet
Los españoles volverá a buscar la gloria en Roland Garros. Fuente: Sportsnet

Después de algunos años en los que la representación española bajaba de manera importante cada vez que se acercaba un torneo de Grand Slam, 2018 ha roto esta pendiente ofreciéndonos un número considerable de tenistas de nuestro país. Si el curso anterior fueron 15, esta vez habrá uno más: 16. En total, doce hombres y cuatro mujeres que pelearán en los dos cuadros individuales de Roland Garros, siendo Rafael Nadal y Garbiñe Muguruza los grandes referentes de cada círculo. Pero también otros como Carlos Taberner, Jaume Munar o Georgina García, quienes debutarán de manear oficial en el cuadro final del certamen francés. Antes de que comience la acción, vamos con un repaso particular de nuestra Armada española en París.

Rafa Nadal: Repasaremos los números por respeto, aunque todo el mundo los conoce ya. Trece participaciones en Roland Garros y un balance de 79 victorias y dos derrotas. Diez títulos en París para el rey de la tierra batida que todavía tiene hambre para sumar uno más. En esta gira de arcilla lo ha ganado todo menos Madrid, así que las sensaciones para esta nueva aventura vuelven a ser las mejores posibles. Debuta en primera ronda con Alexandr Dolgopolov, rival intermitente con mucho talento pero poca solidez en Grand Slams.

Pablo Carreño: Le llevó muchos años al gijonés firmar un gran resultado en Grand Slam, pero en 2017 por fin dejó su huella en París demostrando que esto de la tierra también le va y muy bien. Los cuartos de final significan ahora un reto importante a defender, aunque con su estatus de top10 y de semifinalista del US Open tiene crédito suficiente para buscar un objetivo mayor si cabe. Tiene un debut peligroso ante Kovalik, eslovaco procedente de la fase previa.

Roberto Bautista: Malos momentos para Roberto Bautista que tendrá que pelear en París ante los mejores jugadores del planeta y ante un momento personal extremadamente delicado. El de Castellón sigue persiguiendo la meta de unos cuartos de final de Grand Slam, esa barrera que le de por fin el empujón definitivo para meterse en el top10, así que esperemos que Denis Istomin sea solo el primer obstáculo superado hacia esta gran recompensa.

Feliciano López: Serán 18 participaciones en Roland Garros para el eterno Feliciano, que sin embargo solo una vez pudo colarse en la segunda semana de competición. Fue en 2004, temporada donde Gustavo Kuerten le frenaría en cuarta ronda, demasiado lejano como para pensar en que el toledano pueda volver a pisar esta fase. De momento, a no pensar en hipótesis y a centrarse en Stakhovsky, jugador incómodo que ya le espera en el debut.

Fernando Verdasco: En el caso del madrileño serán 15 las participaciones que cumpla en París gracias a un físico y una regularidad tremenda que no le han hecho faltar a una cita en Roland Garros desde que lo disputara por primera vez en 2004. Pero no por jugar más se tienen mejores resultados, de hecho, Verdasco ha visto cómo sus opciones se cortaban en la cuarta ronda hasta en seis ocasiones. ¿Logrará a los 34 años romper esta barrera?

Albert Ramos: Todavía alucinamos recordando aquellos cuartos de final de Albert en el año 2016, una ronda que nunca pudieron pisar otros españoles más eternos como Feliciano y Verdasco. El catalán suele guiarse mucho por las dinámicas, por eso aquella temporada resultó ser una maravilla de principio a fin y por eso, en este 2018, los resultados no invitan a pensar con demasiada fe. Mikhail Kukushkin, un pegador de la vieja escuela, será el encargado de recibirle en su octava participación en París.

David Ferrer: Palabras mayores con el bueno de David. Con su recién estrenada paternidad y una ausencia importante en la gira de tierra, está claro que el valenciano no llega a París al máximo de sus posibilidades. Dos derrotas prematuras en Roma y Ginebra nos lo confirmaron. Pero Ferru siempre le gusta quedarse con lo bueno, con aquella victoria épica en Copa Davis que, hasta hoy, ha sido su único triunfo en la gira europea de tierra batida. Tocará celebrar verle de nuevo en Roland Garros, lugar donde fue finalista hace cinco temporadas.

Guillermo García López: Otro incansable de los Grand Slams que viene dando mucha guerra en los últimos meses. De menos a más, el tenista de La Roda no se pierde esta cita en el calendario desde el año 2004, una racha a tener en cuenta que estrenará esta edición frente al último subcampeón del torneo: Stan Wawrinka. Rival muy complicado para un Guillermo que nunca pasó aquí de cuarta ronda pero que ya sabe lo que es ganar al suizo en tierras galas.

Roberto Carballés: Dos años después de debutar aquí mismo en un cuadro final de Grand Slam, Roberto Carballés vuelve a estar entre los 128 mejores por derecho propio. Esta vez sin pasar por la fase previa, sino con un estatus de top100 consolidado durante todo el año y con título incluido cosechado en Quito. Además, tendrá el honor de debutar ante un jugador local como es Benoit Paire, rival incómodo pero interesante para buscar esa primera victoria en torneos de esta categoría.

Pablo Andújar: Un clásico que vuelve para quedarse después de tres años de maldición con las lesiones. Con ranking protegido, el de Cuenca pondrá sus pies en Roland Garros por novena vez en su carrera, algo que no sentía desde la temporada 2015, donde dejó huella con su mejor participación en el torneo: tercera ronda. Desde luego, el sorteo no ha sido demasiado amable con él, ya que será Fabio Fognini su primera pareja de baile. Imprevisible.

Jaume Munar: Ya lo hizo en Australia y lo ha vuelto a hacer en París. Los resultados de Jaume Munar invitan a pensar que el balear está cada día más cerca de los Grand Slams, al menos de los cuadros finales. Si fue Gael Monfils el hombre que le cortó las alas en Melbourne, esta vez será David Ferrer quien tendrá que vérselas con él en Roland Garros. Un duelo incómodo por lo que representa, aunque el balear ha demostrado tener la personalidad suficiente para no hacer pequeño ante ninguno.

Carlos Taberner: La sonrisa interminable de este Roland Garros. Después de sufrir una lesión abdominal que le dejó K.O. durante los últimos dos meses, poco pensaron que Carlos podría llegar aquí en condiciones para pasar la fase previa. Pero lo hizo, así que a sus 20 años tendrá la experiencia de disputar por primera vez un Grand Slam. Nada que perder a estas alturas en su duelo de primera ronda frente a Stefanos Tsitsipas.

Garbiñe Muguruza: La campeona de 2016 tuvo que abandonar la Philippe Chatrier hace doce meses con lágrimas en los ojos después de ver cómo Kristina Mladenovic la dejaba sin opciones de revalidar su corona en cuarta ronda. Momentos muy duros que reflejan la dificultad de este circuito. Recuperar el trono sería ideal, pero ya sabemos que en la WTA cualquiera puede darte un susto. Con el Nº1 del mundo en juego, Garbiñe abrirá fuego ante otra campeona, Svetlana Kuznetsova. Partido a partido y que sea lo que tenga que ser.

Carla Suárez: “Estoy harta de llegar a los cuartos de final y perder”, fueron las palabras de la canaria tras firmar en Madrid su mejor resultado de la temporada, cuartos de final. Precisamente, la misma barrera que tiene impuesta en los Grand Slams. En dos ocasiones se quedó en esta escalón en la arcilla de Roland Garros, ¿podrá dar esta edición ese gran salto que lleva buscando? Ana Konjuh, jovencita talentosa de cristal, será su rival en primera ronda.

Lara Arruabarrena: Cuatro participaciones y ninguna victoria no es una estadística demasiado halagüeña para pensar que Lara Arruabarrena parta con opciones de hacer algo grande en Roland Garros. Aunque eso también le resta mucha presión a la hora de imponerse grandes objetivos. Aquí el desafío volverá a ser el de sumar una victoria, frente a Timea Babos en el debut, para así por fin poder contar que la vasca sumó en su carrera victorias en los cuatro Grand Slams del circuito profesional.

Georgina García: Otra de las grandes sorpresas de la edición y de la temporada. Aunque ya venimos hablando mucho de Georgina en el último año y medio, ha tenido que ser en Roland Garros donde la catalana ponga por fin el broche de oro superando la previa y reuniéndose con las mejores del circuito a sus 26 años de edad. Será su primera participación en un torneo de este calado, por lo que Timea Bacsinszky ya puede ir entrenando el resto antes de la batalla que le espera.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter