Prensa española: ¿debe posicionarse con el jugador local?

¿Deben los periodistas apoyar a los tenistas de su mismo país? Lanzamos la pregunta en la sala de prensa del Mutua Madrid Open y esta fue la respuesta.

Garbiñe Muguruza atendiendo a la prensa. Fuente: Mutua Madrid Open
Garbiñe Muguruza atendiendo a la prensa. Fuente: Mutua Madrid Open

Dominic Thiem tenía contra las cuerdas a Rafa Nadal en los cuartos de final del Mutua Madrid Open en otro partido donde la garra, el espíritu y la fe volvían ser ingredientes indispensables para la remontada. Ingredientes que los medios de comunicación no dejaron pasar y utilizaron para animar al número 1 del mundo. “¡Vamos Rafa!”, se escuchaba en la radio. “Si rompe ahora nos volvemos a meter en el partido”, decían en televisión. “Si alguien es capaz de darle la vuelta, ese es Nadal”, se leía en Twitter. La prensa lo tenía claro, querían al balear en las semifinales del Mutua Madrid Open. Lo querían y lo expresaban abiertamente.

Entiendo que es complicado no acabar absorbido por la situación, que la bandera no interfiera en algo tan pasional como el deporte, pero al ver todo esto pensé: ¿es correcto tomar partido en un contexto así? ¿Hasta dónde debe ser protagonista el periodista? ¿Debe la prensa local apoyar de manera premeditada a sus jugadores? ¿Y si no lo hacen? ¿Y si prefieren ir con el rival? Un melón que al abrirlo siempre genera controversia y que decidimos soltar en la sala de prensa de Madrid.

Manuel Poyán (Eurosport)

"Mi postura es que deberíamos crear un cultura internacional, no solo abrir el telediario con tenis cuando gana tu jugador. Si tu jugador pierde, este deporte no existe, así no sé dónde vamos. Hay que hablar bien de Dominic Thiem aunque sea austríaco, apoyar mucho únicamente a tu país es algo contraproducente, pero lo entiendo. Cuando ves un partido de Nadal, aunque por dentro puedes querer que gane, hay que ser objetivo por fuera. Y si quieres apoyar a un tenista chino en vez de al español, ¿por qué no?”.

Alejandro Ciriza (Diario El País)

“Mi opinión es muy tajante, el chovinismo que se lleva a veces en este deporte, siempre de puertas a dentro, me parece absurdo. Es completamente legítimo que te pueda gustar el estilo de cualquier jugador, además, que te guste un jugador no significa que rechaces a otro. Tú puedes estar contento porque gane Nadal pero que te guste más Federer. ¿Qué más da que sea suizo? Es absurdo, aunque muchas veces se cae en ese juego. En el tenis existen muchos contrastes de estilos, el tema de las banderas no tiene nada que ver, otra cosa es que alguno le quiera poner mucho espíritu patriótico. En Twitter lo vemos alguna vez, Nadal parece intocable, incluso si elogias al jugador que está jugando contra él parece que ya estés descartando su trabajo”.

Miguel Ángel Zubiarraín (Cadena SER)

“La prensa debe ser neutral, analizar fríamente lo que esté pasando en el partido. Podemos tener favoritos, pero tienes que contar quién juega mejor, aunque no sea el de tu país, si se merece la victoria hay que alabarle. La asignatura más importante del periodismo se llama ética, aceptar que el que gana ha sido el mejor. Yo no he podido nunca criticar a Federer o Djokovic cuando han jugado bien y le han ganado a Nadal. ¿Prefería que ganara Nadal? Sí, claro, pero no en el momento de narrar o comentar un partido. No es fácil porque con el paso de los juegos te vas metiendo en el ritmo del partido, para hay que intentar ser neutrales”.

Pero claro, obviamos que a veces jugador y periodista comparten algo más que un pasión. En ocasiones comparten una amistad, una relación de varios años, corriendo el riesgo de que ese conexión impida el libre pensamiento a la hora de trabajar.

Miguel Ángel Zubiarraín (Cadena SER)

“No te diré que son amigos, pero sí deportistas de relación muy cercana, es posible que quieras que gane el español y por eso entras en esa rueda de animarle más que al otro, pero eso no quita para que al final del partido aceptes que el otro fue mejor. Neutralidad. Entiendo que el 95% de la gente que te está escuchando es partidaria de que vayas con el español, al final vivimos en un país de forofos, aunque hay otros lugares donde lo son todavía más. El otro día, por ejemplo, se le silba a Monfils por hacer una gracia, muchas veces no se entiendes las cosas”.

Nacho Albarrán (Diario AS)

“Como periodistas españoles, y es lo que he visto siempre que he viajado en otros países, hay que apoyar siempre a los tenistas de tu nacionalidad. Si no lo haces tú, ¿quién lo va a hacer? Nosotros vamos a los Grand Slams a cubrir la información general del torneo, pero sobre todo a seguir la actuación de los españoles. De entrada, en un partido que haya un español jugando, siempre voy a querer que gane el español. Luego puedo admirar a los rivales, por supuesto, pero en un Federer-Nadal no concibo el hecho de querer que gane Federer. A mí me encantaría que siempre les fuera bien a los tenistas españoles”.

Nacho Calvo (TVE)

“Puede pasar, de hecho pasa, pero si tú miras al comentarista suizo supongo que también apoyará a Roger, siempre con respeto. Tenemos que ser conscientes de dónde estamos, qué estamos haciendo y a quién se lo estamos contando. En nuestro caso se lo contamos al público español que, mayoritariamente, quiere que gane el jugador español. Eso es impepinable. Lo que no puedes hacer en un partido donde juegue un español, ponerte a favor del contrario, eso sería absurdo. Hay que ser neutral, si la bola es mala pues es mala, pero si hay momentos álgidos, el comentarista debe contagiarse de esa atmósfera”.

Miguel Ángel Zubiarraín (Cadena SER)

“Este corriente lo que hace es a generar un ejercicio de no-crítica hacia nuestros tenistas, pocas veces escucharemos a un ex tenista decir de un español, que al final es amigo suyo, que ha jugado mal o que ha hecho un partido horrible. Pero es que si ha jugado muy mal lo tienes que decir, él no te lo va a criticar, lo sabe mejor que tú. Pero en la inmensa mayoría de los casos no se dice”.

Pero hay otro factor que se nos olvida y que a veces es mucho más relevante incluso que la persona que esté en la pista y el periodista que lo esté contando. Hablamos del medio: televisión, radio, prensa, internet. Dependiendo de la plataforma en la que uno se encuentre, se permite más o menos subjetividad a la hora de transmitir los acontecimientos.

Nacho Albarrán (Diario AS)

“Escribiendo tampoco soy de grandes exaltaciones, si alguien ha jugado mal tampoco vamos a encubrirlo, hay que reconocer siempre las cosas y contar quién ha sido mejor. Apoyar no significa tapar las vergüenzas de los tenistas españoles. Lo que está claro es que nosotros somos prensa española y Federer tendrá prensa suiza, Murray tendrá prensa británica… lo normal es que cada uno apoye a sus jugadores”.

Javier De Diego (RNE)

“Hay que distinguir según el medio, la televisión puede ser más neutral, pero la radio es emoción, aquí recreamos algo que el oyente no esté viendo, debemos tomar partido. Cuando juegan dos españoles hay que ser más neutros, pero si es un español contra un extranjero… estamos haciendo radio para España, lo normal es que nos posicionemos del lado del español. Sin que eso nos cohíba de criticar o juzgar si uno lo está haciendo mejor o peor. El otro día Thiem jugó mucho mejor que Nadal y en la radio lo dijimos, queríamos que ganara Rafa pero reconocimos que Dominic mereció la victoria”.

Nacho Calvo (TVE)

“La labor del comentarista en una televisión española es la de no ser un hincha, pero el público está esperando que tú vibres un poquito con los jugadores españoles, lo que ellos quieren ver es el triunfo del español. Hay que entrar en esa dinámica sin ser fanático ni excusar al nuestro si hace alguna cosa mal, pero sí tienes que enfatizar un poco más todo lo bien que haga”.

Javier De Diego (RNE)

“En el tenis siempre hay que darle emoción, lo bonito que tiene este deporte es que hasta el último punto hay partido, puede haber un punto de inflexión y que cambie todo. Esto es radio, hay que darle emoción hasta el último punto, mantener la esperanza, sobre todo con alguien como Rafa. Lo que igual sí se podría hacer es poner un comentarista que defendiera un poco la postura del rival y que el narrador fuera más fiel al español, eso compensaría. Si debemos de pecar, mejor pecar a favor del español. Lo que sí me parece mal es cuando hay dos españoles y que el narrador tome partido. Eso en este país ha pasado jugando Rafa”.

Diferentes medios, diferentes profesionales, diferentes posturas. Ahí está la riqueza de la profesión y de un deporte que cada temporada gana más adeptos. ¿Y vosotros qué pensáis? Ustedes, como lectores/oyentes, ¿qué buscáis a la hora de informaros? ¿Parcialidad o fidelidad al tenista español? Abrimos debate:

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter