Monica Puig: “No cambiaría la medalla de Oro por nada”

Han pasado dos años desde que la tenista boricua se colgara el Oro en Río, aunque aprovechamos su presencia en Madrid para rescatar su gran conquista.

Monica Puig durante la entrevista. Fuente: Fernando Murciego
Monica Puig durante la entrevista. Fuente: Fernando Murciego

Los minutos pasan y Monica Puig (Puerto Rico, 1993) no aparece en el sala de jugadores. Después de mostrar su mejor cara en la primera ronda del Mutua Madrid Open, la tenista latina acaba de ceder en segunda ronda del torneo español ante Petra Kvitova por un marcador de 6-3 y 7-6. Por fin, al final del pasillo, Monica aparece con rostro serio y cabeza gacha, todo lo contrario al entusiasmo que normalmente refleja. La entrevista pasa rápido y, probablemente, sin dejarnos espacio para llegar al interior de la actual número 65 del mundo, aunque una cosa nos queda clara tras la charla: incluso ganar un Oro olímpico puede traer elementos negativos.

Kvitova en Madrid es mucha Kvitova.

Fue furo, pero lo luché lo mejor que pude. Se me escapó ahí al final, pero estoy muy contenta de cómo he peleado el partido y de cómo están evolucionando las cosas este año. Voy progresando.

Habíais jugado dos veces y nunca te había ganado.

Esos partidos fueron hace dos años, no se puede comparar lo que pasó hace dos años con lo que pasó hoy, esta temporada es totalmente diferente. Además ella venía de ganar un torneo y llegaba con mucha confianza.

¿Cómo afecta la altura de Madrid a tu estilo de juego?

No me afecta en nada, es un sitio más. La altura es para todos igual, no noto diferencia con otros torneos, yo solo voy a la cancha a tratar de hacer mi juego, sean cual sean las condiciones. Me gusta jugar en todas las superficies.

Supongo que no será la primera vez que te preguntan por tu medalla en Río. ¿Fue irreal el nivel de tenis que mostraste aquella semana?

¿Irreal?

Quiero decir, que ese nivel no es el estándar, no se puede mantener el resto de semanas del año.

Serena lo puede hacer.

Pero Serena solo hay una.

Si Serena lo puede hacer, creo que lo puede hacer cualquiera. A veces te sale y a veces no. Yo tenía 22 años cuando gané las Olimpiadas, todavía era muy joven, así que espero volver a tener ese nivel. Irreal no fue, definitivamente que no, sé muy bien a qué nivel puedo jugar, ahora solo queda encontrarlo de nuevo.



¿Pagaste la presión después del Oro?

Obviamente que sí, pero me vino todo de repente, fue algo inesperado en ese momento. Siempre supe el nivel de tenis que era capaz de jugar, pero ganar algo tan grande, tan joven…no supe cómo manejar las situaciones fuera de la cancha. Dentro de la cancha todavía sigo con el mismo tenis, aunque algo he mejorado.

En vez de darte un empujón, lo que hizo fue paralizarte mentalmente.

Pero es que nunca había ganado algo así, fue como la primera cosa grande que gané. No supe cómo manejar la situación pero es algo normal, ahora me siento mucho más calmada para seguir aprovechando el tiempo y tirando hacia delante.

¿Piensas en revalidar tu título en Tokyo?

Eso es lo que quiero, ojalá (risas). De momento, solamente Andy Murray ha sido capaz de revalidar su título y de ganar dos oros. Sería un sueño conseguirlo.

Para colgarte el Oro tuviste que ganar a Muguruza, Kvitova o Kerber. ¿Te sorprendió?

Viendo la manera en la que jugué durante toda esa semana, no creo que fuera tanta sorpresa. Esa semana jugué fenomenal, me entraba todo, me sentía muy sólida y sentía esa confianza en mí para salir a cancha a ganar cada partido. En el tenis a veces se gana y otras se pierde, hay que aprender a manejar esos altibajos.

Quizá después de ganar en Río sentiste que tenías que ganar muchos más partidos que antes.

Sí, hubo un momento en el que sentí eso, pero llega un día en el que una se acostumbra a ganar muchos partidos seguidos y ya se mete un poco más en situación.

La gente no entiende cómo una campeona olímpica puede perder la semana siguiente con la #60 del mundo.

Es lo normal, no soy un superhéroe. Las cosas pasan así, en la vida no siempre vamos a tener éxito, habrá veces que perdamos, algunas incluso de mala manera. Lo que hay que hacer después de esas derrotas es levantarse para seguir trabajando.



¿Has pasado página?

De aquello han pasado ya casi dos años, hay que mirar hacia delante para cumplir las otras cosas que tengo planteadas en mi carrera y también como persona. Me costó todo el año pasado quitarme la presión, ahora me siento mejor mental, física y tenísticamente.

La llegada a Puerto Rico será más difícil de olvidar.

El recibimiento fue fantástico, una fiesta total por parte de todo el mundo, mucha felicidad.

¿Pesa más una medalla o la presión que conlleva serlo?

Son dos cosas diferentes, diferentes situaciones. Esto sucede porque estás completamente enfocada en un torneo, ganas y te toca asimilar todo lo que viene después. Son dos situaciones completamente diferentes y ambas muy difíciles.

¿Cambiarías esa medalla por ser más regular a lo largo del año?

No.

¿Y por un Grand Slam?

No.

¿La cambiarías por algo?

No, porque para Puerto Rico significó mucho y sirvió para ayudar mucho a la gente de mi país tras el huracán. Los Juegos han sido lo más importante que me ha pasado en mi carrera. Sin lugar a duda, el mejor momento de mi vida.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes