Kasatkina: “Desde Indian Wells ha sido para mí mentalmente muy duro”

La talentosa raqueta rusa admite estar de vuelta en la tierra de Madrid tras tambalearse desde que hiciera final en Indian Wells. Será rival de Muguruza en octavos.

Kasatkina sufriendo un bajón en su nivel en el torneo de Miami tras la final de Indian Wells. Foto: Getty
Kasatkina sufriendo un bajón en su nivel en el torneo de Miami tras la final de Indian Wells. Foto: Getty

Todo el mundo del tenis se deshacía en elogios con la figura de la joven rusa de 21 años Daria Kasatkina. Y no era para menos. La de Togliatty encadenaba dos finales seguidas en pista dura en dos torneos de mucho prestigio como son Dubái e Indian Wells. Una terrícola que se estaba adaptando al cemento y que avisaba de 2018 podía el año de su definitiva explosión. Pero al parecer, esas dos derrotas en la final le hicieron daño con una racha posterior ciertamente desalentadora. Ahora en el Mutua Madrid Open 2018 está recobrando la confianza, poniéndose competitiva y peligrosa de nuevo. En ciernes, todo un desafío ante la favorita local Garbiñe Muguruza.

La rusa ha hablado para Sport360 sobre estas últimas semanas tan complicadas para ella. “Desde Indian Wells ha sido para mí mentalmente muy duro. La tierra batida europea tampoco me ayudo en Sttutgart, que realmente no es una tierra genuina. Pero me sentido positiva desde entonces. He tenido unos cuantos torneos de calentamiento antes de los grandes en Madrid, Roma y Roland Garros. He empezado a entrenar mejor y a sentirme mucho mejor por lo que creo que todo ya va en la dirección correcta”, considera la jugadora rusa.

Kasatkina será la próxima rival de Garbiñe Muguruza en el torneo de la capital de España. Ambas nos regalaron un mayúsculo duelo en las pistas duras de Dubái donde le salvó a la española dos bolas de partido para prevalecer por 3-6, 7-6(11) y 6-1. Parecía un punto de inflexión para ella, aunque perdiera en la final con una mucho más experimentada Elina Svitolina. El tremendo desempeño en su siguiente parada, Indian Wells, no hacía sino apoyar esta teoría. Un recorrido arrollador, cediendo solo un set de camino a la final. Pero en esa cita se deshacía como en la final de Dubái. Naomi Osaka, jugadora en este caso con menos caché que ella en estas lides, la ganaba con claridad. El favoritismo y las expectativas le hicieron mella.

[getty:950412482]

“Hay presión, expectativas desde fuera, también desde dentro”, reconoce Daria. “Crees que si juegas finales en grandes torneos debes mantener el mismo nivel cada semana. Y eso es algo realmente difícil”, alega la rusa. Tienes que acostumbrarte a ello e ir adquiriendo experiencia. Mi equipo me ha apoyado mucho en este sentido”, comenta.

Termina hablando sobre su adaptación a la pista dura, a unas condiciones de juego más rápidas, teniendo en cuenta su perfil de jugadora de tierra y de tenis estructurado y más de paciencia y creación. “Cuando jugaba en categoría júnior me gustaban más las pistas de tierra que las duras. Pero ahora no te diría que prefiero más la tierra. Me gusta, pero al mismo tiempo me siento muy a gusto en cemento. Y es algo que me alegra, porque significa que he mejorado mucho mi nivel”, cree Kasatkina, que necesitará de esas implementaciones ante una cañonera como Muguruza y en unas condiciones de tierra más rápidas como las de Madrid.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes