Carla Suárez no para de crecer delante de su público

La jugadora española consiguió el acceso a los octavos de final del Mutua Madrid Open, tras vencer a la ucraniana Elina Svitolina en tres disputadísimos sets.

Resulta chocante comprobar como una charla de apenas un minuto de duración, pueda cambiar tanto el rumbo de un partido. Y es que Marc Casabó fue clave en la remontada espectacular de su pupila, erigiéndose en su salvavidas cuando Carla Suárez había sido dominada por una gran Elina Svitolina en el primer set. El poder de la mente a veces causa estragos en el tenis. Finalmente, la jugadora grancanaria consiguió vencer por un trabajado 2-6, 7-6 (3) y 6-4 en dos horas y 17 minutos de juego.

La victoria sobre Elina Svitolina supone un golpe de autoridad de la canaria. La ucraniana, actual número cuatro del mundo, ha visto cómo la manija del encuentro era llevada por la española durante gran parte del partido. En sus anteriores seis enfrentamientos (con tres victorias para cada una), Carla se erigía en un muro e intentaba frenar los constantes ataques de Svitolina. Sin embargo, hoy desde el ecuador del segundo set, ha sido la española quien ha decidido cómo se jugaba el encuentro.

[getty:955330218]

Transitaba por la pista Carla Suárez . Vagaba como si de un elefante dirigiéndose hacia su tumba se tratara. Con el piloto automático, tal y como señaló su entrenador en la charla que mantuvo con ella tras el primer set. Y así es muy complicado poder ganar un partido de tenis, y más si enfrente se tiene a una rival de la calidad de Elina Svitolina. Quizás la saturación de partidos, quizás los nervios, pero lo que quedó patente durante el primer parcial, fue que Carla no estaba demostrando ni la mitad del talento que atesora.

Captaron las cámaras el punto de inflexión del encuentro. Marc Casabó bajó a pista, y con él, regresó el tenis de Carla Suárez. En una magnífica charla en la que se localizaban problemas y se proponían soluciones, el coach de la canaria dio el empujón moral que necesitaba la tenista. Un empujón que sería definitivo. Salió con otra actitud a la pista la número dos española. Mucho más intensa de piernas, jugando más largo e intentando desplazar a Svitolina por la pista. Esto permitió a la española ponerse por delante en el set, y a punto estuvo de cerrarlo con 5-3 y saque, pero Svitolina demostró porque es número cuatro del mundo y llevó el partido al tie-break. Allí la española cometió menos errores y consiguió llevar el partido al tercer set.

[getty:955330190]

Comenzaba un nuevo partido; ambas jugadoras supieron aceptar que no estuvieron bien durante un tramo del partido, y pusieron toda la carne en el asador para poder vencer. Carla se puso el mono de trabajo y no tuvo reparos en correr y luchar en cada bola, e incluso cayendo al suelo en constantes ocasiones. Ambas jugadoras mantenían con firmeza sus servicios, pero el desequilibrio lo iba a poner la española en el noveno juego, consiguiendo el break y poniendo el 5-4 en el marcador. Con su servicio para cerrar el partido, la canaria tuvo que sudar de lo lindo para salvar alguna que otra bola de rotura, y finalmente consiguió cerrar el partido por un parcial de 6-4 y sellando su pase a octavos de final.

Su rival en octavos de final saldrá del duelo que medirá a la estadouniense Bernarda Pera y la británica Johanna Konta.

Comentarios recientes