Una raqueta para el tenis femenino de hoy

Charlamos con el equipo de innovación de Tecnifibre sobre la T-Rebound Tempo, una tecnología pensada para mejorar el rendimiento de las mujeres.

Daria Kasatkina. Foto: Getty
Daria Kasatkina. Foto: Getty
Patrocinado por:

Es innegable la estrecha y cercana relación que mantienen la evolución del tenis y los materiales utilizados para dicha progresión. Son muchísimas las innovaciones que han ido mejorando las prestaciones de los jugadores y jugadoras, que han ayudado a prevenir lesiones, a mejorar las sensaciones, a tener mejor relación con la pelota, a poder golpear en movimiento o en dificultad.

El juego es muy diferente por el camino que ha atravesado el mundo de la tecnología aplicada a la investigación e innovación de los materiales: pistas, pelotas o raquetas. En Tecnifibre tienen ese proceso muy presente, y después de probar la nueva raqueta de su factoría, la T-Rebound Tempo, charlamos con la marca sobre el proceso de creación de la primera raqueta creada exclusivamente para mujeres.

Una conversación en la que la marca francesa explica cómo ha investigado a fondo las necesidades de las mujeres a la hora de golpear una pelota y de cómo las raquetas deben tener en cuenta no sólo las necesidades del juego sino la necesidades de cada perfil, de ahí la posibilidad de crear una raqueta que se ajuste a las características físicas y técnicas, propias y únicas, que definen a las mujeres.

Suponemos que existen una serie de factores, tenidos en cuenta a la hora de producir esta raqueta, que condicionan a las mujeres cuando se trata de generar fuerza y energía con respecto a un hombre.

Sin duda, las mujeres usan una posición más abierta que los hombres, pero en general la falta de fuerza proviene de tener menos musculatura en la parte superior del cuerpo. El 70% de la velocidad de la raqueta es generada por la parte superior del cuerpo. Estamos hablando de una diferencia de poder entre hombres y mujeres de la misma estatura pero los hombres y las mujeres son, en promedio, físicamente diferentes (longitud, músculos, peso ...). Una mujer es menos fuerte que un hombre, por lo que necesita algo diferente para jugar con eficiencia.





Es posible, por tanto, que esté faltando alguna puerta abierta en la industria a nivel de materiales y diseños que no están aprovechando al máximo el juego y las características de las mujeres.

Hemos notado que las mujeres tienen una técnica diferente, con un balanceo horizontal, menos rotación del antebrazo para imprimir efecto, por lo que el tenis femenino es más recto que el de los hombres. Una raqueta más maniobrable le permitirá a la mujer acentuar con más velocidad el movimiento de la raqueta de abajo hacia arriba. Esto producirá más efecto. Este concepto producirá una trayectoria más redondeada y dará más seguridad y confianza al juego de las mujeres. La idea es mejorar el timing del impacto de las jugadoras. Mejor sincronización, mejor golpe, más confianza, más posibilidades ... en ese caso, esto ayudará a la jugadora a golpear la pelota en el momento correcto.

El tenis femenino, como el masculino, está dominado por un juego en el que el saque y el golpe ganador facilita los puntos en la mayoría de las pistas. Entonces, partiendo de ahí, ¿qué necesita hoy el juego de una mujer para ser tan completo como sea posible? ¿En qué dirección se investigan las nuevas propuestas?

Las jugadoras de tenis necesitan un equilibrio entre golpear una pelota con fuerza en una zona concreta y tener control y seguridad a la hora de poder pasa la red. Hemos notado que la mayoría de los errores no forzados cometidos por las mujeres vienen por su técnica a la hora de ejecutar un tiro plano (trayectoria directa, más cerca de la red); así que hemos trabajado en una nueva gama de raquetas, las T-Rebound Tempo, que son muy fáciles de maniobrar. A su vez, propondremos más opciones técnicas para las jugadoras; lo mismo a la hora de volear, donde muchas jugadoras tienen menos confianza cuando tienen que jugar algunas voleas; jugar con una raqueta más manejable te da más confianza ya que sientes que controlas más tus movimientos.

Con el proyecto T-Rebound Tempo se busca una raqueta más corta para ganar maniobrabilidad y velocidad pero asegurando el control y la potencia adecuados. ¿Cómo obtiene esta tecnología algo tan importante?

De hecho T-Rebound Tempo es una raqueta más corta, y con ella es más fácil de manejar y acelerar. Pero teníamos que encontrar una solución para evitar perder fuerza y aceleración; con su distribución específica del peso y su geometría específica, hemos asegurado la fuerza de la raqueta. Además, el patrón de encordado se define por tener más espacio entre cuerdas que crean más potencia y confort.

Nos metemos en una cuestión crucial hoy en día: golpear en parado y golpear en movimiento. Entre estas dos cuestiones, ¿cómo ofrece la tecnología T-Rebound Tempo ese equilibrio constante?

Difícil de proponer una respuesta simple a esta pregunta; nuestro objetivo es que las mujeres no se vean afectadas por el peso de la raqueta antes del golpe, que el equilibrio de la raqueta facilite la maniobrabilidad a la hora de golpear.

Si lo más deseado es generar energía sin tanto esfuerzo o gasto energético en músculos y articulaciones, y que el impacto de la pelota no genera tanto estrés en el cuerpo, ¿qué características de esta nueva tecnología son más importantes y cómo mejoran?

En este caso, un punto dulce más amplio en la zona de impacto asegura la potencia de la raqueta y su estabilidad cuando golpeas la pelota. El patrón específico de cuerdas más abiertas permite a las mujeres obtener fuerza al usar las características dinámicas de las cuerdas; que haya más espacio entre las cuerdas refuerza la sensación de elasticidad aportada por las mismas. Obviamente recomendamos las cuerdas de multifilamento o tripa natural para estas raquetas.

Entendemos que para llegar a este proyecto, recibió feedback de chicas y/o entrenadores ¿Esa necesidad de una nueva herramienta, de una idea así,surgió en las jugadoras?

Tecnifibre tiene su propio enfoque para crear un producto. Primero, determinamos el perfil de las jugadoras intercambiando información con los entrenadores; luego observamos a las jugadoras en la cancha para determinar sus necesidades específicas. Después, sabemos lo que necesitamos, la investigación comienza a encajar en nuestros objetivos y podemos crear una respuesta de producto para una categoría concreta, en este caso las chicas. Para finalizar la tecnología T-Rebound Tempo, habíamos organizado una prueba con el prototipo con algunos grupos de tenistas para validar y llevar a cabo la construcción de las raquetas. Tecnifibre realmente piensa en un producto adaptado a cada jugador, para nosotros todos los jugadores son importantes y diferentes, y tenemos que proponer un producto para cada uno de ellos.

¿Cuánto tiempo y qué procesos se crean para encontrar una tecnología como esta?

El proceso para crear el T-Rebound Tempo comenzó hace 1 año y medio (características de jugadoras de tenis, investigación y desarrollo en varias series de prototipos, pruebas en pista, enfoque de diseño, producción y lanzamiento oficial); el desarrollo de las raquetas toma un mínimo de 1 año pero podría durar más.

¿Puede este paso ser un nuevo comienzo de una especialización total en la creación de productos diferenciados? ¿Se ha experimentado la idea o la sensación de que hay mucho por explorar en la creación de esta tecnología?

En todos los deportes, las personas esperan tener un producto adaptado a su forma de juego, una especie de "enfoque de adaptación" que maximizará el potencial de cada jugador. Tecnifibre como marca especializada, está atenta a las necesidades de cada jugador y, por supuesto, puede proponer una solución que es diferente si eres un junior, un senior, una mujer, un o una tenista profesional; no es realmente un enfoque nuevo, pero es más preciso que antes. Esta tecnología está dedicada a las mujeres, pero podría ser una fuente de inspiración para otras categorías de jugadores.

Comentarios recientes