El informe sobre corrupción en el tenis arroja datos preocupantes en torneos ITF

El Informe encargado por la ITF niega que la corrupción sea latente en altas esferas del tenis pero un severo problema en niveles bajos.

Informe sobre corrupción en el tenis. Foto: Independent Review Panel
Informe sobre corrupción en el tenis. Foto: Independent Review Panel

Las sospechas se confirman. El tenis es un deporte podrido en sus estratos más bajos, presas de la precariedad que conducen a que conductas totalmente ilegales tengan cabida. Así lo atestigua el extenso informe que la ITF solicitó hace meses para que investigara a fondo el asunto (Independent Review Panel) que califica como tsunami la corrupción latente en torneos menores pero también asevera con contundencia que no se ha apreciado ningún atisbo de esa conducta en los circuitos ATP y WTA.

Más de 15 millones de dólares fueron invertidos por la ITF para que se llevara a cabo este ambicioso proyecto en el que se han encuestado a más de 3000 jugadores y se han afrontado diversos métodos de investigación cuyas recomendaciones son claras:

-Eliminación de los patrocinios por parte de empresas dedicadas a las apuestas deportivas.

-Limitación de los premios en metálico a los jugadores por tan solo comparecer en el torneo.

-Cambios severos en la estructuración del tenis base y el proceso para llegar a la élite.

-Abandono de la posibilidad de seguir punto a punto los resultados en directo en torneos ITF.

-Implementación de medidas para perseguir y limitar el abuso que sufren los jugadores en las redes sociales.

El informe insiste en la dificultad de muchos jugadores para poder costearse su carrera profesional, lo que les hace vulnerables a los sobornos para dejarse perder a cambio de dinero. Y es que si bien es cierto que suponen noticias balsámicas el hecho de que en la ATP y la WTA no se haya apreciado ninguna señal de que existan este tipo de problemas, lo que queda claro es que hay una gran brecha y desigualdad entre los niveles más altos y los más bajos del tenis.

Tanto es así que se califica como de "muy preocupante el tsunami de partidos amaños en torneos ITF", llegando a localizar dos y tres al día en el mismo torneo. Los esfuerzos de la ITF han de continuar pero ahora es el momento de tomar decisiones después de contar con un informe tan exhaustivo como éste. El deporte rey de la raqueta no puede permitirse este tipo de escándalos y vulnerabilidad para los más débiles.

Comentarios recientes