Paul Henri Mathieu: "Nadal asusta a sus rivales"

El ex-tenista francés habla sobre lo que Rafa ha conseguido este pasado fin de semana en Montecarlo y sobre lo complicado que es ganarle sobre tierra.

Mathieu y Nadal. Foto Getty
Mathieu y Nadal. Foto Getty

Lo que Rafael Nadal ha conseguido este pasado fin de semana en Montecarlo ha sorprendido a todo el mundo del tenis. En Francia, el ex-tenista Paul Henri Mathieu, ahora comentarista de Canal+, habló para Le Parisien sobre lo que el balear ha hecho a punto de cumplir 32 años y es que sigue sin tener un claro rival sobre tierra batida por mucho que pasen los años.

"Ya no sabemos qué decir sobre Nadal", comienza diciendo el francés. "No deja de sorprendernos en todo momento. Es increíble porque parece que se mueve como si estuviera a mediados de su carrera, como él solía hacerlo hace cuatro o cinco años. Incluso diría que en años anteriores él se movía más lento. Ahora se muestra muy bien con sus golpes y muy agresivo", continúa diciendo.

Sobre las ausencias del resto de jugadores y que no tenga un claro rival como sí tenía en otras épocas al comenzar la gira de tierra, Mathieu comenta que "no creo que piense sobre eso. Ya lo hemos visto esta semana, que tras un partido fácil se va a entrenar. Está centrado en él. Asusta a sus rivales pero provocado por lo que es él". "Nadal ha crecido en esta superficie. Su juego se adapta a la perfección de forma natural y por eso gana la mayoría de títulos. Es llegar la tierra batida y enseguida agarra confianza, aunque no haya jugado apenas en este inicio de temporada por una lesión", asegura.

[getty:949990756]

Le pregunta Carole Bouchard, la periodista, si le parece una locura verle igual de motivado como si fuese el primer día. "Puede parecer una locura, pero Nadal es perfeccionista hasta el extremo. Nunca está satisfecho, siempre quiere más y trata de mejorar sus golpes. Es por eso que es un gran campeón", explica el ahora comentarista.

Nadal se encuentra esta semana en Barcelona donde disputará su segundo torneo sobre polvo de ladrillo de forma consecutiva. El balear tiene un cuadro bastante complicado por delante ya que se podría enfrentar a Nishikori, su rival en la final de Montecarlo, en octavos de final y a Novak Djokovic en cuartos pero quiere aprovechar el gran momento de forma en el que se encuentra, habiendo dejado atrás su lesión en el psoas. Luego, tendría una semana y media de descanso antes de debutar en Madrid, lo que le daría un pequeño respiro en esta asfixiante gira, comprimida en poco más de un mes y medio.

Comentarios recientes