Cómo hacer la transición de cemento a la tierra batida

Pasar de jugar de forma continuada sobre cemento a pistas de tierra batida no es sencillo. Explicamos cómo es el procedimiento para hacer la transición.

Explicamos cómo se hace la transición de cemento a tierra batida. Foto: Getty
Explicamos cómo se hace la transición de cemento a tierra batida. Foto: Getty

Después de muchos meses jugando sobre pistas duras, es hora de dar el paso a la tierra batida. En total, para la gran mayoría de jugadores del circuito, han sido 10 meses sin pisar una pista de polvo de ladrillo y tanto a la hora de jugar como para las articulaciones, se debe hacer una transición que ayude a cambiar de página. Puede que para el público en general sea un simple paso, sin más, pero es mucho más complejo de lo que parece.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Para empezar, en lo que se refiere al aspecto más puramente tenístico, cada superficie requiere de una serie de patrones de juego que cada tenista acaba por interiorizar y hace que juegue casi "de memoria". Al hacer el paso al polvo de ladrillo, esos patrones deben ser cambiados por otros nuevos y según el tenista que sea, esa transición puede llevar más o menos tiempo. Si el jugador es un tenista que ha nacido sobre tierra batida o ha jugado sobre esta superficie prácticamente toda su vida, el paso se hará de forma mucho más rápida y natural. A otros, criados en pistas duras y rápidas, puede que le cueste más. Quizá, hasta varias semanas, con lo que eso supone ya que el circuito no para.

Embed from Getty Images

Lo principal es cambiar el movimiento de pies. La movilidad sobre tierra (al igual que sobre hierba) requiere de pasos distintos al que se dan sobre pista dura. El tenista debe aclimatarse a los nuevos movimientos desde el fondo y "olvidar" los anteriores. Dentro de ese movimiento de pies, los jugadores tienen que volver a manejar el arte de resbalar. En tierra, ese polvo de la pista permite a los jugadores deslizarse con mucha más suavidad de un lado a otro y resbalar para alcanzar bolas desde los dos lados de la cancha. No todos saben resbalar perfectamente y aquellos que apenas pisan la tierra, casi terminarán la gira sin terminar de controlar ese movimiento. También los apoyos son distintos comparados a las pistas rápidas. Hay que acostumbrarse a balancear el cuerpo de forma que se pueda golpear a la pelota con garantías.

Aparte de cambiar la movilidad desde el fondo, los tenistas deben cambiar su patrón de juego. Sobre tierra batida se debe jugar de una forma completamente distinta a la de una pista rápida, ya que la arcilla hace que la pelota viaje mucho más lenta y los botes sean, por norma general, más altos. De esta forma, deben entrenar una nueva estrategia y practicarla lo suficiente como para sentirse cómodo con ella luego en los partidos.

Lo normal sobre tierra batida es ver muchos intercambios. Los jugadores con un marcado estilo de juego de defensa-contraataque se ven beneficiados con esta superficie. Aquellos que siempre tienen en mente la idea de atacar, tendrán que cambiar el chip si quieren tener éxito sobre el polvo de ladrillo ya que si no, es probable que se marchen a casa antes de lo esperado en cualquier torneo. Esta superficie hace que la defensa se imponga muchas veces sobre el ataque y es más lógico ver errores. Mientras en la pista rápida, con un saque potente y una buena derecha puedes cerrar un punto, sobre arcilla esto no basta ya que probablemente, la bola te venga de vuelta.

Embed from Getty Images

Es importante cargarse con muchas dosis de paciencia. En la transición a la tierra batida se necesita entender que para ganar un punto se va a necesitar de 4 o 5 golpes más de lo normal y esto hay jugadores a los que les cuesta. La táctica toma más importancia. Podemos decir que tan importante es lo bien que tú lo hagas como lo mal que le hagas jugar a tu rival. En tierra a veces tiene más repercusión lo complicado que se lo pongas a tu oponente a través de bolas difíciles de devolver, jugando con los efectos (en eso Nadal es un maestro) que lo bien que le pegues a la pelota porque como decimos, un golpe que sería un ganador en pista rápida, sobre tierra puede que te llegue de vuelta y ponga la pelota en tu campo con la posibilidad de que cometas el error.

También las partes del cuerpo que entran en juego sobre esta superficie son distintas. Las articulaciones sufren menos impactos que en pista dura ya que no hay aterrizajes que perjudiquen a tendones o ligamentos pero a cambio, al deslizarse de un lado a otro y al estar más tiempo de la cuenta defendiéndose desde el fondo, la espalda sufre más por lo que es importante realizar ejercicios en el gimnasio que fortalezcan la parte baja y media de la espalda. Además, con el deslizamiento sobre la tierra se produce cierta inestabilidad en las rodillas por lo que es importante fortalecer los cuádriceps para garantizar una mayor sujeción sobre el suelo, así como tener cuidado a la hora de evitar torceduras de tobillo al resbalar en exceso.

Como veis, son bastantes cosas a las que prestar atención. La transición de cemento a tierra batida es mucho más compleja de lo que parece. De ahí que si estos cambios se hacen de una semana a otra y vuelta al cemento como se produce en ciertas fases de la temporada, los cuerpos de los jugadores sufran luego las consecuencias en forma de lesión.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter