La irrupción de Gabriella Taylor

Descubrimos a la nueva esperanza del tenis británico. Nacida en 1998 y a los mandos de Xavier Budó, la de Southampton ya pisa el top200 del ranking WTA.

Gabriella Taylor en acción. Fuente: Getty
Gabriella Taylor en acción. Fuente: Getty

El tenis británico femenino está cabalgando por años duros sin que ninguna jugadora haya podido destacar en las posiciones cabeceras. En 1973 Virginia Wade fue la última tenista británica en ganar Wimbledon mientras que Sue Barker fue la última campeona de Grand Slam en Roland Garros de 1976. Son ya 42 años desde que se logró aquel hito, tiempos de caminos oscuros sin la capacidad de encontrar una luz que brille. En estos instantes, Johanna Konta es una de las esperanzas para que finalice esta mala racha habiendo sido Top 5 y sabiendo lo que es llegar a semifinales de Grand Slam: Open de Australia 2016 y Wimbledon 2017.

Por detrás, Gabriella Taylor, jugadora nacida el 7 de marzo de 1998 viene pisando fuerte. Entrenada por David Sunyer y Xavier Budó se encuentra relacionada con el país ibérico. Finalizó el año 2017 cómo No.323 del mundo, ganando el ITF 25000$ de Navi Mumbai (India). Fue un impulso muy importante para arrancar un 2018 espectacular en tierras australianas.

El 6 de febrero, inició su nueva campaña jugando en el 25000$ de Launceston su primer partido oficial sobre superficie dura obteniendo el título sin perder ningún parcial. La semana siguiente, en Perth (25000$) cayó en cuartos de final, ante Maddison Inglis aunque siete días más tarde, en el mismo escenario, alzó el segundo cetro de la efímera temporada disputada; nuevamente ganando todos los sets disputados.

Tomándose una semana de descanso, aterrizó en Mildura. Cambio radical de superficie ya que se trataba de un torneo sobre césped. No hubo ningún problema en la adaptación y el tercer trofeo de la temporada era un hecho. En poco menos de una semana volvía a cambiar de terreno. Es decir, a partir del 20 de marzo, jugó su primer ITF 60000$ en Canberra disputado sobre arcilla. Allí, alcanzó las semifinales viéndose frenada por Dalila Jakupovic. Después, sin apenas respiro, en cuartos de final del 25000$ de Canberra también sobre polvo de ladrillo, se retiró por problemas físicos cuando su partido ante Zoe Hives se encontraba avanzado.

Arrancó abril situándose en el mejor puesto jamás alcanzado ya que su nombradía aparecía en el No.174, siendo así la cuarta jugadora del Reino Unido además de estar metida dentro del Top 100 en la race del 2018. A sus 20 años recién cumplidos, Gabriella viene dando pasos muy contundentes. Sus objetivos cambiarán teniendo marcado los torneos WTA y seguramente jugar el cuadro final de Wimbledon sería impresionante para ella. En su país, se han dado cuenta del diamante en bruto que disponen y Anne Keothavong, capitana de la Fed Cup le ha convocado para disputar los Playoffs del Grupo Mundial II que les enfrentará a Japón como visitantes en la localidad de Miki.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter