Ana Ivanovic: “La familia se ha convertido en mi prioridad”

La serbia admite que en algunos momentos echa en falta la competición, pero que se encuentra en una etapa nueva de su vida donde la familia es lo principal.

Ana Ivanovic disfruta de su nueva vida. Fuente: Getty
Ana Ivanovic disfruta de su nueva vida. Fuente: Getty

Casi año y medio ha transcurrido desde que Ana Ivanovic se asomara a Facebook en aquellas Navidades de 2016 para anunciar que su papel como tenista profesional había llegado a su fin. Una noticia triste para el mundo del deporte pero que se intuía después de sus últimos resultados. La serbia disfruta ahora de una vida de casada, siendo madre primeriza, pero sin perder el contacto con sus seguidores. Hace unos días, por ejemplo, se sometió a un Preguntas y Respuestas a través de su página web, donde una y otra vez fue cuestionada acerca de la posibilidad de volver al circuito. ¿Qué dijo la de Belgrado?

“El tenis ha representado una gran parte de mi vida y estoy muy agradecida por haber tenido la oportunidad de hacer lo que amo. La verdad es que sí echo de menos la competencia algunas veces, pero ahora siento que es mi turno de devolver todo lo que recibí y hacer algo diferente con la experiencia que tengo. Siempre lo fue, pero ahora especialmente, la familia se ha convertido en mi máxima prioridad”, respondía la serbia en su diálogo con los internautas. Admitiendo que el tenis siempre formará parte de su vida, pero ahora ya no se encuentra en la primera fila de prioridades.

“Ser madre es una de las cosas más bellas del mundo, es una gran alegría. También te hace apreciar cosas pequeñas y simples como tener pocas horas de sueño seguidas o simplemente tomar una ducha tranquilamente”, añade la de Belgrado en otra respuesta, felizmente casada con el futbolista Bastian Schweinsteiger desde hace dos años.


Pero hubo más tiempo para hablar de tenis, como por ejemplo, tras una cuestión de otro aficionado acerca de sus mejores recuerdos dentro de una cancha. “Ganar el Abierto de Francia siempre tendrá un lugar especial en mi corazón, pero nunca olvidaré tampoco mi partido contra Amelie Mauresmo en Roland Garros 2005. Fue un partido muy emocionante para mí, en mi primera participación en Roland Garros, donde la multitud fue increíble. Una siempre trabaja duro para este tipo de momentos”, recordaba la ex número 1 del mundo.

Un estilo de vida que ya archivó hace meses y que ahora ha cambiado en 180 grados. Eso sí, hay cosas como viajar que se mantienen en la hoja de ruta de Ana. “Me encanta caminar junto al río en Belgrado, extraño mucho la comida casera, aunque es cierto que la comida serbia, en ocasiones, puede ser bastante pesada. En cuanto a Chicago, me encanta el lago y la playa. Solo echo en falta un poco de clima más cálido en ciertos momentos. Me encanta viajar y explorar nuevos lugares, todavía hay algunas ciudades que me gustaría visitar como Vancouver y Atenas, por ejemplo, pero también lugares como el Macchu Picchu”, valora.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter