¿Qué golpe cambiarías de tu tenis?

Ocho jugadores presentes en el ATP Challenger Juan Carlos Ferrero responden a la cuestión. El saque y el revés, principales asignaturas a mejorar.

Marcel Granollers durante su partidos de segunda ronda. Fuente: Equelite
Marcel Granollers durante su partidos de segunda ronda. Fuente: Equelite

Drive, volea, servicio, dejada, revés, passing, resto, globo y todavía me dejaré alguno en el tintero. Son muchos los golpes que conforman el arsenal de un tenista profesional, aunque no todos tienen la misma importancia a la hora de ganar partidos. En una época donde los puntos cada vez son más cortos y la potencia ha incrementado en gran medida, son los jugadores quienes viven en primera persona el establecimiento de una nueva jerarquía en lo referentes a sus armas. Si pudieras cambiar uno de tus golpes, ¿cuál sería? Esa misma pregunta fue la que soltamos en la sala de jugadores del ATP Challenger Juan Carlos Ferrero, en Villena. Ocho raquetas acudieron a la llamada y estas fueron sus respuestas.

“Si me diesen a elegir cambiaría mi saque por el de Karlovic, sería mucho más fácil jugar”, asegura Roberto Carballés, principal cabeza de serie del cuadro. “Ahora mismo está saliendo gente cada vez más alta y más fuerte, los puntos son mucho más cortos, entonces el saque gana en importancia. Te encuentras con gente como Isner o Zverev y te complican mucho, necesitas de esa arma para hacerles frente. Está claro que se puede llegar arriba sin un grandísimo saque, pero ayuda”, garantiza el tinerfeño.

“Cambiaría el saque, ojalá pudiera sacar más fuerte y con más variedad”, confiesa Pablo Andújar, apostando también por el servicio. “Me gustaría tener el mejor saque del circuito (risas). No digo que no pueda hacerlo, de hecho hay jugadores que han empezado sus carreras con un saque normalito y la han terminado con un gran saque. Para mí es el golpe más difícil de todos, a pesar de que estés tú solo con la pelota, se ve que hay muchos jugadores que les cuesta mucho. Sé que nunca podré tener el saque de Isner, pero estoy seguro de que puedo mejorarlo”, afirma el español.

Pero no todos ponen el foco sobre el mismo golpe. “Me ayudaría cambiar el revés a la hora de jugar. No por nada específico, de hecho creo que tengo un buen revés, tanto paralelo como cruzado, pero sí intentaría encontrar un poco más el cruzado y atreverme más con este golpe en los partidos”, confiesa Jaume Munar, una de las mayores promesas de nuestra Armada ya instalado entre las 200 mejores raquetas del mundo.

Por ese camino tira también Mario Vilella, una de las revelaciones del torneo tras su pase a los cuartos de final: “Me gustaría cambiar mi revés. No es que lo tenga malo, pero hay veces que le pego con un poco de inseguridad, comparado con la derecha pincha un poquito más. Es cierto que hay muchos que tienen peor la derecha que el revés, pero lo normal es buscar siempre el revés de tu rival, es el entrenamiento clásico aquí en España, por eso también tengo mejor el revés cruzado que el paralelo. Por eso es necesario mejorar el revés”, manifiesta el ilicitano.

“Me pondría el saque de Isner, por ejemplo, el de un sacador que consiga muchos puntos gratis”, declara Marcel Granollers, aunque el catalán cuente con un servicio poderoso gracias a su altura. “A mi modo de ver el tenis, el saque es el golpe más determinante, así que tener un arma de ese calibre ayudaría mucho. Obviamente, tener la derecha de Del Potro sería también increíble, pero el saque seguirá siendo ese primer golpe que te permite dominar el punto”, subraya.

“En mi caso también sería el saque, me gustaría hacer más puntos gratis con este golpe”, revela Carlos Boluda, uno de los jugadores referencia de la Academia Equelite. “No soy un jugador alto y eso me lo hace más complicado. Me conformaría también con ser un jugador más estable con el saque, hay épocas en las que me encuentro muy bien y otras en las que me descoordino mucho. Sin embargo, no creo que el saque sea el golpe más determinante del tenis, ahora mismo creo que es el resto”, reconoce el alicantino.



Pocos se detienen en la mejora de su derecha, uno de los golpes clave para tener éxito en este deporte. Sin embargo, Dani Gimeno Traver sorprende con su propuesta. “Me quedaría igual que ahora pero siendo zurdo. Cuando juegas con un zurdo te cambia el patrón completo, modificas las direcciones de tu saque, su derecha te saca para fuera hacia tu revés, todo te viene cambiado, te rompe el esquema… es una película distinta. Como máximo habrá un 20-30% de jugadores que sean zurdos, de cada diez partidos en nueve te enfrentas a diestros y en uno a un zurdo, al raro. Molaría ser el raro”, expone el ex número 48 del mundo.

Diferentes respuestas dependiendo de dónde entiende cada jugador que tiene más margen de mejora. Para terminar, Alex De Miñaur cierra el debate con la respuesta más inteligente. “Todas las cosas se pueden mejorar, aún estoy aprendiendo día a día, es un proceso que lleva su tiempo. Cada entrenamiento es importante para dar un paso hacia delante. ¿Qué golpe cambiaría? La verdad, prefiero guardármelo para que no lo sepan los rivales”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes