Un adiós a la americana

El mundo del tenis dice adiós al Miami Open en Crandon Park, que en su última edición ha visto a varios estadounidenses levantar el título en singles y dobles.

Después de 33 ediciones, el Miami Open dijo adiós a su sede de Cayo Vizcaíno en el que era uno de los torneos más antiguos y famosos del circuito. 2018 ha despedido a este icónico emplazamiento para mudarse el año que viene al estadio de los Dolphins. Los periodistas y tenistas que han tenido la suerte de acudir a alguna edición de este torneo siempre han destacado lo maravilloso del lugar, con la playa a poca distancia del recinto. Lo curioso de esta última edición en Crandon Park es que en cada una de las distintas disciplinas, tanto en hombres como en mujeres, ha habido un ganador estadounidense.

Quizá motivados por el hecho de jugar por última vez allí, lo cierto es que hemos visto a varios estadounidenses realizar un grandísimo torneo, siendo el individual femenino donde resulta más llamativo este dato. Danielle Collins ha sido la gran revelación del torneo, donde viniendo de la previa y siendo prácticamente una desconocida para el gran público, llegó hasta semifinales en un cuadro donde una local como Sloane Stephens completó un torneo perfecto cargándose a tenistas como Muguruza, Kerber, Azarenka u Ostapenko. "Siempre juego bien en Estados Unidos", aseguró la norteamericana en rueda de prensa tras ganar y es que este triunfo se suma al que consiguió el pasado mes de septiembre en el US Open. Pero en el dobles de chicas, el país de las barras y las estrellas también vio a una de las suyas levantar el título. Fue Coco Vandeweghe, que junto a Ashleigh Barty, pasaron por encima de Siniakova y Krejcikova.

[getty:940538162]

En hombres, el gran triunfador fue John Isner. El norteamericano llegaba a Miami con solo 2 victorias en todo el año y absolutamente nadie podía imaginar que el gigantón de Carolina del Norte acabara levantando el trofeo de campeón. Isner volvió a sacar a su cañón a pasear y con un tenis de ataque muy efectivo y mostrándose incluso muy ágil desde el fondo de la pista para aguantar varios intercambios, hizo inclinar la rodilla a los seis rivales que tuvo en Crandon Park y superando una lesión en la ingle que se produjo en su partido de segunda ronda ante Vesely. De esta forma, conseguía la que es la victoria más importante de su carrera cuando está a punto de cumplir los 33 años.

"Esta victoria sabe todavía aún más dulce", comentó Bob, uno de los gemelos Bryan después de ganar el que era su título número 115 cuando los dos están a punto de cumplir los 40 años. Tras un mal año 2017 donde bajaron sus prestaciones y casi dos años después de su último gran título, los Bryan volvieron a demostrar que gallina vieja hace buen caldo y que no se les ha olvidado jugar al tenis. "Cuando nos hicimos profesionales, vosotros aún estabais en pañales", les dijo Mike a sus rivales, Rublev y Khachanov, que casi podrían ser sus hijos.

[getty:940363680]

Así pues, Crandon Park vio a un tenista local levantar el título de campeón en su categoría, haciendo así que la despedida del torneo fuese totalmente a la americana y es que más allá del trabajo, el talento y el actual estado de forma de cada uno, no hay nada como jugar frente a tu público y sentir esa motivación para dar siempre un poco más de lo que se tiene. ¡Hasta siempre, Cayo Vizcaíno!

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes