Stephens captura un nuevo tesoro

Medio año después de levantar su primer Grand Slam, la estadounidense supera a Ostapenko en la final de Miami para conquistar su primer Premier Mandatory.

El certamen de Miami volvió a disfrutar de una campeona local tres años después. No es Serena Williams, tampoco su hermana Venus, pero sí una mujer de mucha raza que andaba tiempo buscado demostrar que si tiene un Grand Slam en su vitrina no es por casualidad. Sloane Stephens se impuso a Jelena Ostapenko (7-6, 6-1) en un duelo que no pasará a la historia por su falta de ritmo y su poca brillantez, pero que a la hora de mirar el archivo contará de igual manera para la jugadora de 25 años. Primer título del curso y otra página en la leyenda de una Stephens que todavía no sabe lo que es perder una final profesional. Seis disputadas, seis ganadas.

Ganase quien ganase íbamos a tener noticia. Una nueva campeona de Premier Mandatory en el circuito en un duelo entre dos jugadoras llamadas a pisar en más ocasiones este tipo de citas. Nada menos que dos vigentes reinas de Grand Slam, aunque tras su éxito en 2017 ambas pasaran por una crisis existencial dirigida por una presión resultadista habitual en estas circunstancias. El tipo de superficie y, sobre todo el territorio, apuntaba a que Stephens podría hacerse grande en el momento de la verdad, un pensamiento que se hizo realidad en el propio desarrollo del encuentro.

Eso sí, al principio parecía que ninguna quería el botín. De break en break fueron pasaron los juegos hasta que ambas se pusieron serias y comenzaron a defender sus respectivos servicios, tal y como habían hecho a lo largo de esta quincena. De hecho, ellas eran las jugadoras que mejores estadísticas mostraban de todo el cuadro en este apartado, aunque hoy fuera un poco desastre. La primera en recibir el balón en su tejado fue Sloane con 5-4 a su favor y saque… pero todavía era pronto para definir la primera manga. Se arrugó la de Florida que luego se vería obligada a defender sus intereses en el desempate, momento que amarró cuando ya parecía que la tercera bola de partido se la iban a volver a llevar sus demonios. Justo marcador, por los puntos pero justo. Ahora faltaba confirmarlo en un segundo asalto que tantos vaivenes suele traer en la WTA.

Sin embargo, la letona quiso poner de su parte mostrando una versión muy nerviosa, irregular, incómoda en el asfalto al ver una y otra vez cómo su pelota dura y con efecto regresaba a su lado de la pista. Realmente estábamos viendo a una Stephens más defensiva de lo normal, pero hoy era justo esa táctica la que le iba a llevar a la gloria, así lo hacen las campeonas, jugando con la cabeza y adaptándose a cada oponente que se presente en la batalla. Rondando casi los 50 errores no forzados, Jelena dijo adiós a su aventura en Miami y Stephens tocó de nuevo el cielo en su país. La campeona del US Open ya tiene su primer Premier Mandatory y mañana estrenará condición de top10. Ha costado darle continuidad a su explosión, pero la pantera ya está de regreso en la brecha.

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes