Análisis final Miami Open 2018: John Isner vs Alexander Zverev

Desvelamos cuáles son las claves que marcarán el duelo entre John Isner y Alexander Zverev por el título del segundo Masters 1000 de la temporada.

Hay que ser honestos, no es la final que esperábamos. Con las bajas de Nadal y Murray, sumadas a las derrotas prematuras de Federer y Djokovic, el torneo de Miami se quedaba un poquito ausente de sus mejores estrellas. Sí estaban otros motores calientes como Del Potro, u otros en ciernes como Kyrgios, Coric o Chung, pero es que tampoco ellos han alcanzado la última ronda. Los protagonistas de mañana serán un gigante de 32 años que todavía no ha dicho su última palabra y un jovencito de 20 que llegaba demasiado tiempo en silencio. John Isner y Alexander Zverev, Estados Unidos y América, presente contra futuro. No son malos ingredientes, de hecho, con suerte hasta podemos tener una tarde divertida en Crandon Park.

Eso sí, si no son demasiado fans del tenis rápido y los saques directos, mejor vayan al cine. En las cinco rondas previas, 61 acumula el de Greensboro y 36 el de Hamburgo, una diferencia sustancial puesto que ambos echan chispas desde la línea de saque. Más curioso es detenerse en esos caminos y ver cómo ambos pasaron su peor momento en su debut en la segunda ronda. John sudó sangre para tumbar a Vesely en tres mangas y Sascha más de lo mismo contra Medvedev, pero los dos triunfos sirvieron para acumular la moral suficiente y escaparse del resto de perseguidores hasta la meta. Nada pudieron hacer nombres como Cilic, Ferrer, Kyrgios, Chung, Del Potro o Coric. Ninguno pudo detener a esta pareja de altura.

En su historial con los Masters 1000 sí que encontramos una distancia abismal entre uno y otro. El estadounidense, por ejemplo, todavía persigue levantar un título de esta categoría. Los doce que contiene en sus vitrinas pertenecen a la serie ATP 250, aunque haya tenido ya hasta tres intentos de ganar un Masters. Cayó en Indian Wells 2012 ante Federer, en Cincinnati 2013 frente a Nadal y en Paris contra Murray. Como ven, el Big4 no se le especialmente bien al bueno de John. Pero de repente irrumpe un canijo menor de edad y conquista en la misma temporada Roma y Montréal. En la primera cita se carga a Djokovic en la final y en la segunda a Federer. Dos tiros, dos dianas. Quizá sea una estadística muy a tener en cuenta de cara al posible desenlace del encuentro.



Por si les falta información, hay que añadir que de los tres enfrentamientos entre Isner y Zverev, los tres fueron a parar a las arcas del europeo. Se vieron las caras por primera vez en Shanghai 2016, donde el alemán sorprendía con un claro 6-4 y 6-2. Al año siguiente vendrían dos nuevas oportunidades para el americano, pero ni el mismo Miami en un partido durísimo (6-7, 7-6, 7-6) ni meses más tarde en Roma (6-4, 6-7, 6-1) le darían el placer de derrotar de una vez al teutón. Mucho tiebreak, mucha igualdad y un factor indispensable para salir vivo de entre tanto bombardeo: la experiencia. Aquií debería ganar por goleada el de Carolina del Norte, pero ya hemos visto que quizá sea justo eso lo que le falte en una gran final de Masters 1000, la templanza para ganar una.

En resumen, final abierta con el cuentakilómetros bien ajustado y una pequeña ventaja para un Zverev que volverá al top4 del ranking mundial pase lo que pase, pudiendo colocarse tercero en caso de salir campeón. Para Isner el premio de consolación es todavía mayor, ya que abandonará Florida con su nombre puesto de nuevo en el top10 y además con un buen saco de puntos que le hagan coger una butaca privilegiada en la Carrera hacia Londres. Pero lo más importante, el trofeo, duerme todavía sin dueño. ¿Cómo lo veis? ¿Quién es para vosotros la gran favorita para alzarse con el título de campeona en Miami?

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes