Azarenka, los difíciles equilibrios para ser tenista de élite y madre coraje

La bielorrusa intenta aislarse del problema con la custodia de su hijo y se inspira en el tenis como vía de escape y fuente de alegrías.

A veces los deportistas de élite parecen vivir en una burbuja, un mundo irreal de felicidad en el que parecen intocables por problemas mundanos capaces de aterrar a cualquiera. Pero no es así. Puede dar fe de ello Victoria Azarenka, cuya batalla por la custodia de su hijo Leo está siendo un proceso encarnizado y que requiere de todo el coraje por parte de la bielorrusa. Habrá muchas personas en su situación que cada día al levantarse de dla cama, tengan que continuar con sus rutinas. Eso es lo que está haciendo la que fuera número 1 del mundo en 2012.

Tuvo que perderse la final de Copa Federación 2017, que tanto le ilusionaba, y ha tenido que renunciar al primer Grand Slam de la temporada. Tras caer en Indian Wells ante Sloane Stephens, sus declaraciones en las que calificaba al tenis como su "única escapatoria", mostraban lo desesperado de su situación y cómo afectaba a su tenis pero en el WTA Premier Mandatory Miami Open 2018 parece haber canalizado su disgusto y rabia con buen tenis, buscando triunfos balsámicos.

"Me encuentro en una situación emocional totalmente distina a cualquier cosa vivida en mi carrera deportiva", reflexionaba Azarenka durante su estancia en Florida para Baseline Tennis. Y es que el contencioso legal con su ex-marido no ha sido el único problema de la bielorrusa, que también vio cómo su padre superaba un cáncer de pecho. "Necesitaré un tiempo para recuperarme mentalmente de todo porque es un proceso muy difícil el que estoy afrontando".

A sus 28 años, Vika ha encontrado en el tenis un aliciente para luchar. "Al final el tenis es un trabajo y es por un período de tiempo, pero ser madre es algo para toda la vida. Nadie debería tener que elegir entre las dos cosas", declara en un alegato claro a la concilicación laboral de la mujer en el mundo desarrollado, asignatura pendiente en muchos países. "Seguir jugando al tenis es un bonito desafío para mí. Deseo pasar la mayor parte del tiempo con Leo pero también quiero seguir compitiendo. Debo buscar el equilibrio, programarme todo bien. Me gusta este reto", desvela la que fuera campeona del Open de Australia en 2012 y 2013.

El tenis y el feminismo

El tenis y el feminismo

Hoy, día ocho de marzo, muchas mujeres reivindican una posición más justa. Una lucha que en el mundo del tenis ha sido fundamental.

Seguir leyendo

[getty:929526538]

Ha conseguido encadenar triunfos importantes ante Cici Bellis, Madison Keys y Anastasija Sevastova, antes de verse las caras con la siempre aguerrida Agnieszka Radwanska. El público estadounidense se está rindiendo al esfuerzo de la bielorrusa, tratándola como si fuera una jugadora local más y reconociendo su tremendo esfuerzo. Victoria Azarenka puede hacer mucho por el tenis pero también por la mujer y todas aquellas madres que lo están pasando mal.

Comentarios recientes