Las conclusiones que nos deja Indian Wells 2018

Repasamos los momentos más destacados del torneo y las consecuencias que los mismos pueden tener en los próximos meses de la presente temporada.

Juan Martín Del Potro en la entrega de trofeos. Fuente: Getty
Juan Martín Del Potro en la entrega de trofeos. Fuente: Getty

Terminó el primer Masters 1000 de la temporada, el primer Premier Mandatory del curso, diez días de emoción y tenis en Indian Wells donde Juan Martín Del Potro y Naomi Osaka cerraron el círculo con el trofeo en sus brazos. Quizá no fueran los favoritos, quizá por eso esta edición será recordada con más detalle. El argentino y la japonesa fueron tumbando a todos sus contrincantes en un certamen que nos dejó algunas curiosidades, resultados llamativos, derrotas sorprendentes y conclusiones varias de cara a los próximos meses. Aquí destacamos las más importantes.

Del Potro está para luchar por todo: Siempre lo pensamos: el día que Juan Martín pueda jugar libre de lesiones tendremos a un potencial número 1 del mundo entre nosotros. Hace ya casi una década desde que el de Tandil se hiciera un nombre en el circuito tumbando a hombres como Federer o Nadal en partidos de Grand Slam. Hoy, después de cuatro operaciones y algún que otro intento de colgar la raqueta, el argentino presume de su primer Masters 1000 y de una rachad e once triunfos consecutivos que le colocan como la raqueta del momento en la ATP.

Fusión de generaciones en la WTA: Mientras algunos esperan el primer Grand Slam de Halep o Pliskova, o el regreso al número 1 de Kerber y Muguruza, otras jugadoras más jóvenes y desafiantes van haciendo su camino en el vestuario femenino. Es la mezcla de generaciones que se ha visto en este Indian Wells, donde dos aspirantes de tan solo 20 años se plantaron en la gran final para mandarle un mensaje bien claro al resto: ya estamos aquí. Al final fue Osaka la campeona y Kasatkina la que se quedó a un paso del top10, dos mujeres a tener muy en cuenta en los próximos meses.



Federer volvió a mostrar su lado humano: Llevaba tres meses sin fallar, 17 triunfos en categoría ATP y cuatro más en la Copa Hopman. Invicto después de verle campeonar en Australia, Rotterdam… y casi Indian Wells. El suizo se quedó a un punto del triplete, mejor dicho, a tres puntos (los que tuvo en su poder para salir campeón de California). Pero ya en semifinales ante Coric dio muestras de que su versión no era tan brillante como la que vimos en Melbourne, una versión de la que Juan Marín pudo sacarle jugo y girar el guión a última hora en el partido por el título.

Carla y Garbiñe, por diferentes caminos: Dentro de estos tres meses tan irregulares hasta el momento, parece que Carla Suárez y Garbiñe Muguruza no terminan de encontrar la parada idónea para brillar conjuntamente. Si la canaria firma cuartos de final en Australia o Indian Wells, la hispano-venezolana se despide a las primeras de cambio de manera caótica. Si es la caraqueña quien se planta en la final de Doha o en las semis de Dubái, entonces es Carla la que cae antes de tiempo sin posibilidades de victoria. Esta vez le tocó a Garbiñe la de cal, esperamos que en la gira de tierra batida podamos verlas a las dos tocando el cielo.

El circuito necesita a Nadal: Digan lo que digan, por muchas finales que jueguen Federer y Del Potro, el circuito masculino no es lo mismo si no está Rafa Nadal en los cuadros. El español tuvo que detener su regreso en Indian Wells, tal y como hizo en Acapulco, para recuperarse al 100% de su lesión y dejar que los días le hagan pisar la tierra batida con todas las garantías. Su ausencia sumada a la de Murray y la de otras raquetas en baja forma han provocado la desaparición de algunas de las rivalidad más ardientes y han apagado los cuadros en según qué sectores. Habrá que esperar a que su cuerpo hable.

Serena y Djokovic, tiempo al tiempo: Ya era una gran noticia tenerlos de vuelta en la pista, lo que no sabíamos era el estado de forma en que vendrían. En el caso de Djokovic, la historia de un quiero y no puedo que Taro Daniel se encargó de aprovechar a su favor. En cuanto a Serena, un par de victorias trabajadas y una derrota dulce ante su hermana que probó que su máximo rendimiento todavía está lejos de aparecer. Ambos saben lo que es ganarlo todo, así que el tiempo les volverá a situar donde merecen. Solo hace falta paciencia.



Brotes verdes de algunos necesitados: Borna Coric, Venus Williams o Milos Raonic. Tres jugadores que llegaban de sufrir un inicio de año algo movidito y no por el exceso de alegrías. Los tres encontraron en Indian Wells el alivio de los buenos resultados pisando unas semifinales que pulirá su aspecto moral para encarar de mejor manera los próximos desafíos. Incluso tuvimos una de esas historias que tanto nos gustan: Amanda Anisimova. Una chica de 16 años capaz de plantarse en tercera ronda sin ningún tipo de reparo. Grandes noticias para los que todavía rugen y los que llegan con ganas de rugir.

Una vez más, el mejor Masters 1000: Por el trato, por las instalaciones, por los jugadores, por el premio económico o por la manera de cerrar el telón con dos grandes campeones. Si Indian Wells ha sido nombrado por cuarto año consecutivo como el mejor torneo de su categoría es por algo y en este 2018 lo ha vuelto a demostrar. Además, esta vez le sumó la emoción de la despedida de su director, Tommy Haas, una leyenda que seguirá ligada al tenis para encargarse que el galardón siga llevando el mismo nombre en las próximas temporadas.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes