Pepe Vendrell: “Los momentos de dificultad son necesarios para valorar los buenos”

El técnico de Roberto Bautista habló sobre su reciente conquista en el ATP 500 de Dubái y sobre cómo han gestionado la energía de cara a Indian Wells.

Roberto Bautista celebrando con su equipo. Fuente: Getty
Roberto Bautista celebrando con su equipo. Fuente: Getty

Estamos en marzo y solamente dos jugadores del circuito ATP pueden mirar su vitrina y ver más de un título capturado esta temporada. Uno es Roger Federer, que es el número 1 del mundo actual, y el otro es Roberto Bautista. El mejor español hasta el momento logró conquistar Auckland a principio de curso y la semana pasada repitió corona en Dubái, amarrando el trofeo más importante de su carrera. Su entrenador, Pepe Vendrell, habló con los compañeros de Planeta Eurosport y repasó su gran actuación sobre la pista, además de otros factores relacionados en su labor como técnico y compañero de viaje del castellonense.

“La semana fue fantástica a todos los niveles, sobre todo porque veníamos de un mes que no ha sido sencillo de vivir”, confiesa Pepe tras su logro en Dubái. “Al final el tenis te obliga a vivir continuamente en los dos extremos y acostumbrarte a ellos. En los malos momentos te aferras a seguir creyendo en lo que estás haciendo y en los buenos pues lo mismo, mantener la calma porque cualquier detalle te puede hacer tambalear”, subraya.

Para terminar su gran actuación en Dubái, una victoria imponente ante Pouille puso la guinda. “Ha sido un torneo en el que hemos ido de menos a más, pero siempre con la base de una muy buena mentalidad. Roberto tuvo muy buena predisposición durante la semana, trabajando muy duro en los días previos, además llegamos con bastante tiempo de antelación al perder rápido en Marsella. Tenía mucha hambre de competir y superar los momentos complicados, así fue como al final encontró ese nivel de tenis con el que todo jugador sueña para cerrar una semana”, declara.

Cinco torneos disputados esta temporada: en tres se marchó sin victorias y en las otras dos con el título. “Son cosas anecdóticas. En Abu Dhabi lo hicimos bastante bien en Pune perdimos con Simon haciendo un gran partido y luego acabaría saliendo campeón, Auckland resultó un gran torneo y en Australia llegamos con el justo tiempo para prepararnos para enfrentarnos a un rival de la talla de Verdasco. No fueron las condiciones ideales para preparar un Grand Slam pero fue por una buena causa. En mi caso, intento verlo todo con mucha más perspectiva, en este deporte las situaciones pueden ser muy caprichosas a veces”, repara Vendrell.

Y ahora, con menos de una semana de tiempo para recuperarse, llega Indian Wells. “Hemos intentado aprovechar todo lo que nos ha pasado este mes, pero no solo lo bueno, también lo malo. Lo hemos puesto todo en la coctelera y sabemos que cada semana estás expuesto a las máximas dificultades. Aquí hemos llegado con tiempo y hasta el sábado tenemos margen para prepararnos y competir bien. Intentaremos dar el mejor nivel posible, pero hay que tener la tranquilidad de saber que vendrán semanas buenas y otras no tan buenas”, apoya el de Castellón apenas unas horas antes de ver debutar a su jugador ante Jared Donaldson.

Sus últimos éxitos sobre cemento han hecho volver a preguntarnos sobre cuál es la superficie que mejor encaja con el jugador. “La pista rápida outdoor es donde mejor reflejamos nuestras fortalezas, pero Rober es un jugador que se adapta a todas las superficies”, responde Vendrell. “Por calidad tenística y de instinto competitivo te lo hace muy fácil, cada día da el máximo, pero en la pista rápida es donde más brilla. Él juega con otro formato, sin tanto peso ni tan alejado de la línea de fondo, digamos que no es el típico jugador español. Pero el gen sí, ahí sí que es Made in Spain, un instinto competitivo fuera de lo normal”.



Son ya unos cuantos años de viaje por el circuito profesional y el técnico tiene claro qué es lo mejor que se lleva. “Lo que más satisfacción me da es poder ayudarle. Sentir que un entrenador está ayudando a un jugador en todas las fases de la temporada es lo más gratificante. Por encima de todo me quedo con eso. Obviamente me quedo también con los buenos momentos, cuando se consiguen los objetivos, pero también con la dificultad del día a día. Los momentos de dificultad son también necesarios para valorar más los buenos”, indica.

Por último, el sueño del top10. ¿Hasta qué punto lo piensan? “El top10 no es un objetivo. El hecho de que llegue al top10 sería la consecuencia de haber hecho antes muchas cosas bien, cosas que tienen que primas más que llegar al top10. Ya hemos pasado por esta fase y quizá nos pudimos ilusionar más de la cuenta, no nos ayudó. No debe de ser un objetivo real, sino una consecuencia de que las cosas vayan saliendo y que el jugador consiga esa mejor de nivel necesaria ganando partidos importantes que al final es la que te da acceso a ocupar esos diez primeros puestos”, concluye.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes