Maria Sharapova rompe con Sven Groeneveld

Tras cuatro años de relación con el técnico holandés, la ex número 1 del mundo decide cambiar de rumbo tras su última derrota en Indian Wells.

Groeneveld y Sharapova separan sus caminos. Fuente: Twitter
Groeneveld y Sharapova separan sus caminos. Fuente: Twitter

La última derrota de Maria Sharapova en Indian Wells ha terminado trayendo consecuencias más graves de las que esperábamos. La rusa, gravemente decepcionada tras ceder en dos mangas ante Naomi Osaka en primera ronda, decidió horas después de su partido romper con todo y separarse de su actual entrenador, Sven Groeneveld. El que fuera su entrenador en las cuatro últimas temporadas ya no lo será más en este 2018, así lo ha comunicado la de Nyagan en un emotivo comunicado donde agradece todo el apoyo y el trabajo realizado juntos en estos últimos años.

"Me gustaría agradecerle a Sven su increíble lealtad, su ética de trabajo y, lo más importante, la amistad que hemos formado y que siempre irá más allá de esta simple asociación de trabajo. He sido increíblemente afortunada de tener un líder de equipo como él en mi esquina durante los últimos cuatro años", subrayó la tenista rusa a través de sus redes sociales, poniendo punto y final a una relación que tuvo su punto más álgido en la consecución del título en Roland Garros 2014.

Sin embargo, el tenis y el deporte en general peca muchas veces de no tener memoria. O mejor dicho, de apoyarse siempre en la más estricta actualidad. Y la actualidad señala que Sharapova no ha sido capaz de brillar con luz propia desde su regreso tras sanción. Este curso, por ejemplo, la ex número 1 mundial acumula unas semifinales en Shenzen (perdió con Siniakova), tercera ronda en el Open de Australia (perdió con Kerber), primera ronda en Doha (perdió con Niculescu) y primera ronda en Indian Wells. No habrá una cuarta derrota consecutiva con Sven en el banquillo, pese a que el holandés sí que estuvo a su lado durante los 15 meses de sanción que Maria tuvo que hacer frente en la época reciente.

“María ha sido una de las jugadoras más trabajadoras y profesionales con las que he trabajado. Su fortaleza y espíritu de lucha continuarán siendo una fuerza a tener en cuenta, siempre tuve y tendré el más profundo respeto por ella como jugadora y como persona”, reconoció al mismo tiempo Groeneveld, orgulloso del trabajo hecho por ambos y a su vez triste por aceptar esta despedida a causa de los resultados.

¿Y ahora qué? ¿Qué le espera a Sharapova? Pues para empezar, unos días de reflexión. “He estado trabajando en algunas cuestiones físicas y eso ha sido algo frustrante porque ha habido muchos comienzos y paradas desde que volví. Estos acontecimientos son los que realmente no me han dado el tipo de ritmo de partido que necesitaba en estos momentos. Ahora mismo lo que necesito algo de tiempo, ya lo he hecho antes. Es parte del proceso y soy consciente de ello”, confesó la rusa, quien veremos qué camino toma en los próximos días.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes