¿Hay relevo generacional en el tenis estadounidense?

El relevo generacional en el tenis estadounidense ya ha llegado. El mal momento de Sock, Isner o Querrey ha provocado que dicho proceso se esté llevando a cabo.

Frances Tiafoe en Delray Beach. Foto: Getty Images
Frances Tiafoe en Delray Beach. Foto: Getty Images

En los últimos meses, el tenis estadounidense ha sido noticia más veces por polémicas relacionadas con el racismo entre jugadores, que por el tenis en sí. Pero lo cierto es que mientras gran parte de los aficionados al tenis estadounidense se dedicaba a pensar si Ryan Harrison tuvo insultos racistas contra su compatriota Donald Young, se ha llevado a cabo un proceso muy necesario que pocos han sabido apreciar, el llamado "relevo generacional en el tenis estadounidense".

Comencemos a analizar al número uno estadounidense en la tabla clasificatoria. Resulta sorprendente el bajón físico que ha tenido Jack Sock en este 2018. Terminó el año de manera apabullante, tirando con tremenda potencia de su espectacular drive, que le sirvió para triunfar en París-Bercy y alcanzar las semifinales de la Nitto ATP Finals de Londres. Una de sus grandes virtudes de Jack era la de crecerse en los partidos importantes y cuando se encontraba inspirado en la pista era un tenista muy difícil de batir. Pero nada más lejos de la realidad, Jack Sock está atravesando por un pequeño bache en cuanto a resultados se refiere, y es que de cuatro partidos que ha disputado esta temporada, tan solo ha salido triunfador en uno de ellos (25% de victorias).

[getty:925575134]

Juguete roto el bueno de John Isner. Muchas eran las esperanzas puestas en él en este comienzo de año, pero el jugador nacido en Carolina del Norte está lejos de ser el jugador que prometía ser. Relegado actualmente al puesto número 17 del ránking ATP, Isner parece que va vagando por todos los torneos que disputa, intentando recuperar sensaciones y, pocos recuerdan aquel jugador temible y osado que llegaba a las rondas finales en los torneos de pista dura, poniendo en serios apuros a los tenistas de élite. Tras cinco torneos que ha disputado en lo que llevamos de año, el tenista norteamericano acumula una victoria y cinco derrotas, todas ellas ante tenistas fuera del TOP 50: Hyeon Chung en Auckland (nº 62), Matthew Ebden en el Open de Australia (nº 78), Radu Albot en New York (nº 91), Peter Gojowczyk en Delray Beach (nº 64) y Ryan Harrison en Acapulco (nº 60). Sin duda muchas cosas tiene que cambiar en Isner si quiere volver a los primeros puestos.

Otro de los estadounidenses que se encuentra muy por debajo de su nivel de tenis es la de Sam Querrey, a pesar de que hace dos semanas consiguiese llegar a la final del torneo de New York, cediendo ante el sudafricano Kevin Anderson, el nivel del de San Francisco está muy lejos del que demostró el pasado año en el segundo ecuador de la temporada. De los tres estadounidenses situados dentro del top 20, es el único que tiene un bagaje de victorias y derrotas en positivo esta temporada, pero está más que demostrado que Sam debe cambiar ciertas cosas si quiere triunfar en la gira norteamericana de Masters 1000 que comenzará la próxima semana.

[getty:913491496]

Pero no todo es pesimismo en los Estados Unidos. La gran esperanza del tenis es Frances Tiafoe, que actualmente ocupa la 63ª posición del ránking ATP. El joven jugador norteamericano, de sólo 20 años de edad, está protagonizando un buen inicio de temporada, llegando a alcanzar su mejor posición la pasada semana al ganar el torneo de Delray Beach, y parece que va a ser uno de los tenistas que ningún jugador de élite quiera enfrentarse en las primeras rondas. Tiafoe está llamado a ser el lider del tenis estadounidense y se le considera uno de los mejores talentos jóvenes del mundo. Junto a él tenemos que apuntar también el nombre de Jared Donaldson, número 50 del mundo, y que esta haciendo una magnífica semana en Acapulco, venciendo a jugadores de la talla de Feliciano López. Además de ellos dos, no olvidarnos de Taylor Fritz, que a pesar de estar alternando torneos ATP con los Challenger, es una de las apuestas más consolidadas del tenis estadounidense.

Y vosotros que pensais, ¿estamos ante el relevo generacional en el tenis estadounidense?

Comentarios recientes