Tenso cruce de declaraciones entre Wozniacki y Niculescu

La danesa acusó a Niculescu de comportamiento antideportivo y la rumana contesta diciendo que eso no es propio de una número 1 decir eso.

Caroline Wozniacki y Mónica Niculescu en Qatar Openn 2018. Foto: zimbio
Caroline Wozniacki y Mónica Niculescu en Qatar Openn 2018. Foto: zimbio

Los ánimos andan caldeados en el tenis de élite. Se están viendo numerosos roces en estos primeros compases de la temporada, repleta de tensión, nervios y ganas de vencer. Los gritos desmesurados en intensidad y dados a destiempo por algunas jugadoras del circuito WTA han sido desde hace años motivo de polémica y discusiones, y en el WTA Premier Doha 2018 se ha vuelto a producir un choque por este tema.

Mónica Niculescu, la extravagante y veterana jugadora rumana es una competidora nata y puso todos sus argumentos tenísticos pero también picarescos en la pista. En un primer set muy igualado, se vio a una Niculescu repleta de intensidad, moviéndose mucho y gritando con cada punto ganado como si se hubiera alzado con un título. Se sucedieron las miradas torvas de Caroline Wozniacki, que lejos de amedrentarse y perder la concentración, resolvió el encuentro con contundencia pero se guardó una bala para la rueda de prensa.

[getty:918651124]

"Estuvo todo el partido intentando meterse en mi cabeza con tácticas antideportivas. Golpeaba la bola y lanzaba un grito dos segundos después, cuando ya estaba la pelota en mi campo. Por suerte me mantuve concentrada y no dejé que eso afectara", desveló la danesa en rueda de prensa posterior al partido. De hecho, Wozniacki llegó a quejarse al juez de silla, aseverano que esa era "la única manera en que podía ganar", minusvalorando claramente el potencial de su contrincante.


La rumana no se quedó callada y al conocer las acusaciones de Wozniacki, mostró su enfado por ellas. "Lo que dice es muy malo para ella. Nunca había escuchado algo así en boca de una número 1 del mundo. Estoy muy decepcionada con lo que ha dicho y creo que se da demasiada importancia a sí misma Caroline. Nunca quise meterme en su cabeza, así es como juego siempre", afirmó en declaraciones recogidas por Ubitennis la actual 92 del ranking WTA.

Es el juez de silla quien en estos casos ha de interpretar si los gritos están por encima del umbral permitido o se producen en circunstancias extrañas que puedan influir al correcto desarrollo del juego; no lo consideró así el árbitro en este duelo por lo que Caroline Wozniacki no está amparada por la normativa, al menos su aplicación, en lo que comenta. Es preciso señalar que Mónica Niculescu es una de las jugadoras más apreciadas en el circuito WTA por su garra y honestidad en el juego por lo que estas declaraciones pueden pasarle factura a la danesa en el vestuario.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes