El retorno del rey

Roger Federer vuelve a hacer historia. El suizo vuelve a convertirse en número uno del mundo al deshacerse en tres mangas de Robin Haase en 1/4 de final de Rotterdam.

Roger Federer en Rotterdam. Foto: Getty Images
Roger Federer en Rotterdam. Foto: Getty Images

Roger Federer es, simplemente, el tenista. El mejor jugador de la historia de este deporte posee unas características que le convierten en un deportista único, y probablemente nunca aparezca un jugador como él. El suizo reúne inteligencia sobre la pista, un talento innato y una ilimitada capacidad de inventar sobre una pista de tenis, a pesar de que las cosas a veces no vayan como él mismo quisiera. Todas estas cualidades se han transformado en un reconocimiento de todo el mundo del tenis y en numerosos títulos que parece que nunca tiene fin. Hoy ya es oficial, Roger Federer vuelve a la cima del tenis mundial.

En el encuentro de cuartos de final, el jugador suizo sufrió más de lo esperado para conseguir el triunfo, haciendo gala de su mayor experiencia en los momentos más decisivos para derrotar al holandés Robin Haase en tres sets (4-6, 6-1 y 6-1) en una hora y 20 minutos de juego.

Haase comenzó el partido con las mismas sensaciones que ha mostrado a lo largo de esta semana en Rotterdam, mostrando mucha seguridad con su servicio e intentando presionar al rival para que cometiese algún fallo, consciente de que sólo así podría derrotar a un tenista de la talla de Roger Federer. Sin embargo, el suizo no titubeó en ningún momento y mantuvo la igualdad durante la mayor parte del set.

[getty:918137000]

Entonces llegó el noveno juego del partido, el jugador holandés sorprendió a todos logrando un break que resultó definitivo, pues posteriormente consiguió consolidar la ruptura y ponerse por delante en el partido gracias a un parcial de 6-4 en 32 minutos de juego, obligando a Federer a tener que ofrecer su mejor versión si quería lograr el pase a las semifinales y por tanto, alcanzar el número uno del mundo.

No tuvo ningún argumento Haase frente a la oleada de tenis que se le vino encima en el segundo set. Ni una sola bola de break tuvo el holandés, que se erigió en testigo de excepción de una auténtica exhibición de tenis resumida en los 26 golpes ganadores, por tan solo 9 de su rival. Y por si esto fuera poco, el helvético acompañó el show de un gran saque y certeras subidas a la red, que dejaron impotente a Robin que su cara era todo un poema.

[getty:918731104]

Nada cambiaría tras el segundo set, siendo Haase totalmente superado por un pletórico Federer que jugaba a placer sobre la pista central. Nada más comenzar la tercera manga, Roger subiría al marcador la primera rotura, pero no la última ya que de ahí en adelante el suizo sacaría el rodillo para no dar ninguna opción a Robin Haase, y terminar llevándose el set y el partido por un contundente 6-1, y haciendo una vez más, historia de nuestro tenis.

Esto no para y la leyenda suiza quiere redondear esta gran semana consiguiendo el título. Mañana en semifinales, Roger Federer se medirá al vencedor del duelo que enfrentará al italiano Andreas Seppi y al ruso Daniil Medvedev.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes