Las 1000 y una Venus

Venus Williams pasa por un momento profesional tremendamente lúcido, traspasando la barrera de los 1000 partidos jugados.

Venus Williams. Foto: Getty
Venus Williams. Foto: Getty

Siete títulos de Grand Slam, número 1 del mundo durante 11 semanas, 25 temporadas como profesional, 49 títulos WTA, 776 victorias y... 1000 partidos en el circuito. Venus Williams no tiene que demostrar nada más pero sí que está dispuesta a seguir sumando cifras que complementen una carrera impresionante. En el fin de semana pasado, jugando para su país, la mayor de las Williams se convirtió en milenaria con su partido ante la holandesa Rus.

Su historia, que arranca en 1994, cuando recibe una wildcard con 14 años, habla de un talento natural para coger una raqueta y moverla para impactar a la pelota. Tan simple y tan complejo como eso, Venus Williams vive actualmente un momento dulce que le ha llevado a jugar dos finales de Grand Slam y a final del Masters en 2017 y de pisar de nuevo el top-10 de la clasificación.

Williams comenzó su actual ascensión allá por 2014, cuando, en silencio, fue dando pasitos y recuperando estímulos a pesar de cumplir años y no luchar por grandes títulos. No era eso lo que le motivaba en aquel momento. Lejos del foco durante muchos años y habiendo pasado por una enfermedad muy compleja, Venus goza ahora de unos frutos surgidos de un día a día firme y continuo.

"Nunca es fácil, siempre es un desafío, y es por eso que siempre volvemos a la pista, siempre queremos volver una vez más. Es por eso que juegas el partido, porque nunca es una victoria hasta que se acaba. Sobre el papel, muchas veces me toca hacer parecer que debo ganar el partido, pero fue una batalla (su encuentro ante Rus). Me alegro de que fue una batalla que Estados Unidos ganó".

Aunque la californiana no logre un último gran título, podrá recordar esta etapa de su carrera como una de las más meritorias y brillantes, haciéndola además con su habitual estilo de juego, tan potente y vibrante como en su plenitud. Y con una mentalidad de corto plazo, de disfrutar con el día a día, el camino y las pequeñas cosas.

“Honestamente, no presto atención a esas cifras. Sólo es fabuloso jugar el deporte que amo. En realidad no me importan las gestas, sencillamente llegan”.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter