Otra vez Errani

La italiana vuelve a hacerse grande en la FedCup y supera a Carla Suárez para poner el 2-1 en la eliminatoria. España queda en manos de Lara Arruabarrena.

Italia cabalga sobre los lomos de Sara Errani. Fuente: Getty
Italia cabalga sobre los lomos de Sara Errani. Fuente: Getty

España está a un paso de perder la eliminatoria de Chieti frente a Italia. Después de un gran comienzo de la serie con la victoria de ayer de Carla Suárez sobre Paolini, hoy la canaria no pudo solventar su segunda cita ante Sara Errani. La de Bolognia volvió a sacar a relucir todo su arsenal (6-3, 3-6, 6-3) y poner a su país por delante en una serie de FedCup la que ya se ha convertido en la líder y encargada de tirar del carro. Un nuevo recital de frescura y motivación sobre el polvo de ladrillo que obliga a las de Anabel Medina a remontar en cinco puntos. Primero deberá ganar Lara Arruabarrena su cita individual para luego firmar el triunfo en el dobles. A priori, no suena fácil.

Los presagios, rankings actuales aparte, eran reservados en cuanto a cuál de las dos jugadoras podía ser hoy la favorita para romper la igualdad en la balanza. Decía el momento de forma que Carla llegaba con mejor rendimiento y más confianza, pero claro, ya sabemos que hay tenistas que cuando se ponen la camiseta de su país se transformar. Una de ellas era la mujer que hoy estaba al otro lado de la red, la misma que ayer tan solo se dejaba arañar dos juegos ante Lara Arruabarrena. En un ejercicio constante de breaks, Sara Errani terminó siendo la que más acierto tuvo a la hora de configurar su estrategia, sólida como pocas desde el fondo y buscando continuamente el revés de la española. Surgió efecto con un 6-3 que ponía ya a Italia por delante en la serie.

Carla se había llenado de errores no forzados (¡21!) y no encontraba la fórmula de encontrar su derecha, el golpe con el que todo tenista comienza a dirigir su planteamiento. La cara de la canaria era un poema, también la de Anabel Medina, por eso ambas se fueron a vestuarios unos minutos para repasar una vez más la táctica e intentar imprimir un impulso moral a su jugadora. Ya lo había dicho ayer la española después de lograr el primer punto de la eliminatoria: “Mañana ante Sara me espera un partido muy difícil”. Lo sabía y no se equivocaba, de ahí que en la reanudación saliera todavía confundida y con una situación que a punto estuvo de ponerse 6-3 y 3-0. Pero no pasó, aunque para ello tuvo que dar un salto de actitud y acabar llevándose el parcial por 6-3. Por primera vez en el encuentro, la española ganaba un par de juegos con su servicio. Poco a poco las cosas se iban ordenando.

El golpe moral había sido importante para el banquillo, sin embargo, todo terminó siendo un espejismo. Carla no supo mantener ni la concentración ni la dinámica en el set definitivo y se vio atropellada por Errani desde el primer minuto del set. Un revés inesperado que transforma de arriba abajo cualquier planteamiento que se hubiera meditado hace 24 horas. España está contra las cuerdas y necesita dos victorias para no verse peleando por la permanencia en el Grupo Mundial II dentro de unos meses. Si no hay cambios de última hora, Lara Arruabarrena será la jugadora que asuma la responsabilidad del cuarto punto.

Comentarios recientes